elperiodigolf.madridiario.es

Sergio García, Olázabal, Cañizares y Piñero, protagonistas

Tras el Open, el golf olímpico pasa por La Reserva de Sotogrande

Tras el Open, el golf olímpico pasa por La Reserva de Sotogrande

sábado 16 de abril de 2016, 19:21h

La Reserva de Sotogrande ha celebrado hoy la vuelta del Golf a los Juegos Olímpicos con una reunión auspiciada por Manuel Piñero, capitán del equipo masculino español y Marc Topiol, Consejero Delegado de Sotogrande. Junto a ellos han estado Sergio García, José Mari Olazábal, George O´Grady, presidente de Relaciones Internacionales del Circuito Europeo, José Mª Cañizares y los capitanes de los equipos de Bélgica, Philippe Relecom, Joao Coutinho de Portugal, Gianluca Crespi de Italia y Claus Moelholm de Dinamarca.

Todos han destacado la importancia “crucial” que tiene formar parte de los Juegos Olímpicos. “Marcará un antes y un después para el golf, llegaremos a nuevas generaciones de golfistas y a países que ahora ni imaginamos”, ha dicho José Mari Olazábal. Hoy se ha hablado de futuro, prometedor por el empuje de los Juegos, pero también del pasado y de la historia de este deporte, ya que, si el Golf es por fin olímpico, se debe a jugadores e instituciones que desde hace décadas han contribuido a su desarrollo. Y entre ellos, mención especial para Severiano Ballesteros, “el jugador que más ha hecho por el golf europeo” en palabras de Piñero. El equipo español llevará su figura en la equipación, “queremos que se vea claramente que nosotros estaremos allí representándole”, ha asegurado el capitán español.

Manuel Piñero, capitán del equipo olímpico masculino español: “Nos hemos reunido hoy en La Reserva a instancias de Marc Topiol, Consejero Delegado de Sotogrande, para celebrar la vuelta del Golf a los Juegos Olímpicos ciento doce años después. Para los que amamos el golf es una alegría enorme y tenemos que dar las gracias a todas las instituciones que han trabajado durante años para que el Golf sea olímpico, a todas las Federaciones, al Circuito Europeo y a los jugadores, especialmente los que tuvieron la idea de unirse y crear el Tour en 1972, como John Jacobs y Ken Schofield, entre otros, pero también a grandes figuras como Tony Jacklin, Nick Faldo o Bernhard Langer. Y entre los españoles, hay que acordarse de los hermanos Miguel, Ángel y Sebastián; Ramón Sota, y por supuesto Severiano Ballesteros, la persona que más ha hecho por el golf en Europa.

“Seve es el verdadero capitán, por su espíritu y por su forma de entender este deporte, por eso ya hemos hablado Sergio y yo para llevar algún símbolo en el uniforme, que se vea que estamos allí representándole. Y después de Seve, su eterno compañero, Chema (Olazábal). Yo soy el sustituto del sustituto, le dije a Chema que si se recupera de salud en estos meses, yo me retiro para que él sea el capitán. También hay que agradecer a Sergio García, porque representa la nueva generación de golfistas que tanto están haciendo por este deporte.

“He dicho a los jugadores que preparen los Juegos como si fuera un Grande, ellos saben mejor cómo hacerlo. En Brasil tendremos tiempo suficiente para jugar el campo antes de la competición porque la ceremonia de inauguración es el 5 de agosto y el Golf comienza el 11. Sé que cada jugador debe llevar sus marcas, pero la idea es que vayan vestidos con los mismos colores y, como he dicho, que Seve esté presente en la equipación”.

José Mari Olazábal: “Ha sido un viaje largo hasta llegar aquí y por eso hay que recordar a los que empezaron. Yo soy de una generación intermedia, llegué después de un grupo de profesionales que tuvieron la osadía de salir a competir fuera y me hicieron las cosas más fáciles, hablo de Manuel Piñero, José María Cañizares, Pepín Rivero, Joan Anglada, Manuel Calero... Hay que dar las gracias también a los jugadores más jóvenes como Tiger Woods y Sergio García, el estandarte del golf español en estos momentos, porque ellos han inspirado a los nuevo golfistas.

“Estar en los Juegos Olímpicos es crucial para el golf, va a suponer un antes y un después y recogeremos los frutos en 15 ó 20 años porque llegará a países que no nos imaginamos, y vamos a enganchar a nuevas generaciones de aficionados que de otra manera sería imposible.

“Cuando oyes a deportistas como Rafa Nadal o Pau Gasol decir que es una experiencia única, te haces una idea de lo que significa el espíritu olímpico.

“Cuando tomé la decisión de renunciar al equipo, lo hice con todas las consecuencias y no hay vuelta atrás, fue una decisión dura, porque se trata de algo muy especial y me hacía una ilusión tremenda sabiendo que en el equipo podían estar jugadores como Sergio García, Pablo Larrazábal, Alejandro Cañizares, Rafa Cabrera-Bello o Miguel Ángel Jiménez, pero no voy a cambiar de opinión”.

Sergio García, miembro del equipo olímpico español: “No puedo estar más orgulloso de representar a mi país y poder ser no solo jugador de golf sino también atleta olímpico. Los jugadores que me han precedido no han tenido esta oportunidad y estoy muy agradecido a todas las personas que lo han hecho posible.

“Mi padre siempre me ha inculcado que además de jugar bien y tratar de ganar torneos, debo intentar dejar algo más, poner mi granito de arena para contribuir a que las cosas sean mejores. Cuando me retire, espero haber dejado ese granito de arena en el golf.

“No conozco la sensación de estar en los Juegos, pero soy muy fan, siempre los veo en TV. No tengo ninguna duda sobre quedarme en la Villa Olímpica, estoy deseando vivir esa experiencia. No sé si van a ser mis únicos juegos, así que los aprovecharé al máximo. Me hace especialmente ilusión ir a la ceremonia de inauguración, conocer a atletas de otros muchos deportes y me encantaría ver alguna competición en directo.

“Creo que el formato es acertado, el Match-Play me encanta, pero en los Juegos pueden coincidir jugadores con un nivel muy distinto y no sería lógico ver resultados 9&8, no sería justo. Además, en Match-Play se pueden caer los mejores jugadores en las primeras vueltas y la competición quedaría descafeinada”.

George O´Grady, presidente de Relaciones Internacionales del Circuito Europeo: “La primera piedra para que el Golf regresara a los Juegos se puso en una reunión que tuvo lugar en la Ryder Cup de 1997, en el R.C. Valderrama.

Participamos Juan Antonio Samaranch, entonces presidente del Comité Olímpico Internacional; Tim Finchem, director del PGA Tour, Ken Schofield, director del Circuito Europeo, Severiano Ballesteros y yo para tratar el tema. Samaranch insistió en que debían participar los mejores jugadores del mundo.

“No ha sido fácil, son muchas las instituciones involucradas y si se ha conseguido es porque lo hemos peleado todos unidos. El calendario está muy saturado, pero todos entendimos que era importantísimo para el Golf formar parte de los Juegos Olímpicos.

“El diseño del campo es muy bueno. Las instrucciones que dieron al arquitecto fueron hacer un recorrido asequible a todos los niveles de jugadores y sin duda lo ha conseguido. Cuando terminen los Juegos el campo será para la Federación brasileña de golf y servirá para desarrollar este deporte en Brasil.

“Se consultó con todos los implicados sobre cuál sería el formato idóneo. En aquel momento, Tiger Woods era el número uno y él opinaba que Medal Play era mejor que Match-Play. De todas formas, una vez que concluyan los Juegos analizaremos, volveremos a consultar y el formato podría cambiar, no es algo definitivo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios