elperiodigolf.madridiario.es

Motor

Sainz y Cruz, buscan la victoria en el Dakar

Sainz y Cruz, buscan la victoria en el Dakar

Por Gaceta del Motor
Empieza la cuenta atrás: sólo falta al más de una semana 1para que Carlos Sainz y Lucas Cruz inicien su participación en el Rally Dakar, una carrera mítica, sinónimo de aventura y superación, que se disputará entre Argentina y Bolivia.

En esta ocasión Peugeot reúne a un cuarteto de ensueño formado por Sainz, Peterhansel, Loeb y Despres, y un Peugeot 2008 DKR totalmente renovado para enfrentarse al reto de alzarse con su quinta victoria en el mítico Dakar, 26 años después.

El tándem Carlos Sainz - Lucas Cruz tiene el 2 de enero marcado en rojo en el calendario. Es el día en el que empieza, en Buenos Aires, su participación en el Rally Dakar 2016. Un total de 9.154 Km, prácticamente la mitad de ellos cronometrados, que les llevarán por los terrenos más difíciles del norte de Argentina y Bolivia, en un trayecto de condiciones cambiantes, en el que se recorrerán tanto dunas áridas como zonas de alta montaña y que supondrá todo un reto para los 354 participantes inscritos, 110 de ellos en la categoría de Coches. Y no estarán solos. A su lado, en el equipo Peugeot Total, contarán con el apoyo de una escuadra experimentada, que suma 22 victorias en el Dakar: Stéphane Peterhansel, Cyril Despres y el nueve veces Campeón del Mundo de Rallies, Sébastien Loeb.

A primera vista, el Peugeot 2008 DKR16 presenta un aspecto impresionante. Con sus vías ensanchadas y una distancia entre ejes más larga, exhibe una musculatura más desarrollada. Los voladizos delantero y trasero se han acortado, para franquear obstáculos como dunas de arena, pistas pedregosas o cursos de agua que vadear que abundan en el trazado del Dakar 2016. Y para complementar estas evoluciones, la aerodinámica se ha revisado en profundidad. El capó delantero y la toma de aire sobre el techo se han modificado totalmente para conseguir un equilibrio aerodinámico óptimo entre la parte delantera y la trasera así como una mejor evacuación del aire.

En el interior, también se ha modificado profundamente. Así, se han trabajado a fondo las suspensiones, para optimizar su comportamiento sobre todo tipo de terrenos accidentados. Las llantas, de magnesio y construcción monobloque, son también nuevas y van calzadas con neumáticos Michelin más ligeros y con mejores prestaciones pero con la robustez habitual. Y en cuanto al motor, a pesar de la brida obligatoria, el V6 de tres litros bi-turbo diésel ha ganado potencia, alcanzando los 350 CV. Su margen de utilización se ha ampliado, algo que será muy importante en las pruebas especiales más sinuosas.

Para el director de Peugeot Sport Bruno Famin, “no hay un cambio más importante que el resto. Se trata realmente de una serie de evoluciones en diferentes aspectos de las que esperamos que, en conjunto, conformen una importante mejora global. Los puntos en que nos hemos concentrado son la estabilidad del coche y la elasticidad del motor. Bajo la carrocería, tanto la suspensión como el motor han evolucionado de manera notable”.

Mientras que para el piloto francés, Stéphane Peterhansel, está impaciente para empezar a correr con esta nueva versión 2016: “Se nota perfectamente que el coche es más largo, más ancho y con el centro de gravedad más bajo: es mucho más estable, lo que nos permitirá ser más rápidos en el paso por curva. También se notan las diferencias en el motor: no sólo es más potente sino que resulta más fácil sacar partido de toda esta potencia desde regímenes más bajos. Ahora nos tocará a nosotros aprovechar los caballos de la manera más eficaz, lo que no deja de ser un agradable desafío.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios