elperiodigolf.madridiario.es
Mitad moto y mitad coche

Mitad moto y mitad coche

El Honda Project 2&4 propulsado por el motor de la RC213V, ganador de la competición de proyectos de diseño global de Honda, hará su debut mundial en la 66ª edición del Salón del Automóvil de Frankfurt.

Como ejemplo del continuo esfuerzo que lleva a cabo Honda para concebir una experiencia de conducción lo más envolvente posible, el Project 2&4 aúna las cualidades únicas de la marca en cuanto a movilidad, tanto en dos como en cuatro ruedas. Este proyecto de Honda, que incorpora el motor de la motocicleta de competición RC213V (modificado para poder circular por carreteras públicas), ofrece la libertad de una motocicleta y la maniobrabilidad de un coche.

Su excepcional unidad de potencia, desarrollada para la motocicleta que compite actualmente en MotoGP, de reconocido prestigio mundial, ha sido adaptada especialmente para la circulación por carreteras públicas. Se trata de un motor de cuatro tiempos, V4 y 999cc, y se ajusta a la filosofía de Honda de «The Power of Dreams» que apuesta por la innovación y la originalidad. Ofrece una potencia máxima superior a los 215 CV a 13.000 rpm, mientras que su par máximo de 118 Nm se alcanza a 10.500 rpm. La transmisión incorpora una caja de cambios DCT de seis velocidades.

El diseño de la carrocería y la ubicación del motor, que se basan en el legado de la ingeniería de competición de Honda, están inspirados en el legendario monoplaza de Fórmula 1 Honda RA272 de 1965. La estructura insinúa el chasis principal y las piezas funcionales del coche, como sería más habitual en una motocicleta, siendo también compacta. Tiene una longitud total de 3.040 mm, una anchura de 1.820 mm y una altura de 995 mm. Esto hace que su peso sea de sólo 405 kg, lo que maximiza la potencia de su motor instalado en posición central que, junto con el centro de gravedad bajo, garantiza un nivel de respuesta excepcionalmente alto.

La increíble sensación que se consigue con el habitáculo abierto resulta aún más emocionante si cabe gracias al asiento del conductor, que queda suspendido de una forma única justo por encima de la carretera. El diseño de “asiento flotante” hace que el conductor se encuentre lo más cerca posible de la acción, lo que recuerda a la libertad de una motocicleta y consigue la sensación envolvente que proporciona el rendimiento extremo del Honda Project 2&4: la línea roja a 14.000 rpm y una ingeniería sin precedentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios