elperiodigolf.madridiario.es
Hamilton
Hamilton (Foto: Gaceta del Motor)

Hamilton consigue un nuevo triunfo en Bélgica y va recto a por el Mundial

domingo 23 de agosto de 2015, 23:38h

Lewis Hamilton ha sumado una nueva victoria esta temporada y con su triunfo en Bélgica le mete otros siete puntos a Rosberg en la lucha por el Mundial. El británico ha dominado sin apenas oposición en la pista y ha liderado un podio completado por Nico y por Romain Grosjean. Fernando Alonso ha acabado 13º, mientras que Merhi ha sido 15º y Sainz ha abandonado.

Qué bien le han sentado las vacaciones a Lewis Hamilton. Entre el descanso, el baile y la diversión el británico ha vuelto con la misma o con mayor fuerza de la que ya tenía cuando llegó el parón estival. El de Mercedes quiere quitar el “bi” para poner un “tri” delante de la palabra “campeón” y va camino a ello. En Bélgica, con la mítica Eau Rouge de testigo, ha sumado de nuevo 25 puntos para hacer valer su pole y sacar otros siete puntos a Nico Rosberg en el Mundial.

Y es que Hamilton domino todo desde el principio, o desde casi el principio, hasta el final. Hasta la bandera a cuadros, tan sólo Sergio Pérez asustó levemente al británico cuando se apagó el semáforo. El de Force India salió de lujo, Lewis salió simplemente bien, y Nico Rosberg hizo un horrible arranque que le llevó a ser quinto. Luego se rehizo, pero cuando él apretaba su compañero y rival respondía para que la diferencia entre ambos no se viera afectada.

Control total tenía Lewis de la situación, como control total tiene o parece tener del Mundial 2015. Todo se desarrolla, todo se está desarrollando tal y como quiere Hamilton. Rosberg, desmoralizado los sábados con tanta pole del británico, tampoco está sacando lo que su rival saca del Mercedes para plantarle cara. Y en Bélgica el duelo ha sido como viene siendo este curso. Conducción sin fallos de Hamilton, conducción hasta la victoria de Hamilton. Así que, con las dos primeras plazas ya asignadas casi en cada carrera salvo que algo pase o que haya algún problema en uno, o en los dos, de los coches de la marca Mercedes, todo era ver quién terminaba tercero. A Sergio Pérez le duró poco la alegría de verse primero. Pocos metros. Y unos pocos kilómetros le duró eso de verse en el podio. Grosjean era un misil con un Lotus muy fuerte en Spa, y Vettel aguantó cuanto pudo con una sola parada en sus neumáticos.

Tercero marchaba el alemán cuando quedaban diez vueltas, pero demasiadas llevaban ya sus gomas y poco a poco la distancia entre Romain y Sebastian se iba reduciendo. Sin embargo Grosjean no le daba caza. No le podía pasar, aunque al final pasó lo que tenía que pasar. Tantas vueltas dio Vettel que el neumático le estalló cuando tan sólo quedaban dos vueltas y dijo adiós al podio, a la batalla, y a los puntos.

No era para menos esta lucha, pues significaba un podio que Lotus no saborea desde la época de Kimi Raikkonen y Romain Grosjean hace un par de años. De esa época en la que algunos decían que si Fernando Alonso hubiera estado en Lotus podría haberse hecho incluso con el Mundial. Ahora está en McLaren-Honda, y eso de los podios, las victorias y los campeonatos es algo que se ve muy, muy lejos. Lento es el motor Honda, a pesar de que se nos dijera que iba a estar al nivel de Ferrari.

Va a ser que al nivel del Ferrari no está. De hecho su velocidad punta por más carreras que pasan sigue estando a años luz. Alonso, con tres paradas en su haber, terminó en el puesto 13. Button, en el 14. Sólo los Manor detrás de ellos. Fernando, eso sí, tiene el honor de ser el mejor de los españoles en Bélgica, pues Sainz volvió a abandonar tras un inicio desde boxes y Merhi fue el penúltimo de todos los que cruzó la línea de meta.

Habrá que esperar a pruebas menos exigentes con el motor y con la velocidad punta de los monoplazas para ver si Honda y Renault dan una alegría a McLaren y a Toro Rosso, porque en Spa poco han podido ofrecer. Mientras, Mercedes continúa mandando. Hamilton continúa mandando. Rosberg vuelve a perder comba en el Mundial tras Bélgica, aunque muchas carreras quedan aún. Próxima parada, Monza. El Templo de la Velocidad... mal asunto para Honda.

Por su parte, el piloto español Carlos Sainz ha terminado este domingo con un mal sabor de boca el Gran Premio de Bélgica, undécima prueba del Mundial de la Fórmula 1, después de tener que retirarse a falta de ocho vueltas para el final tras arrastrar problemas de potencia durante la vuelta de formación. “Me he quedado sin potencia en la vuelta de formación. No lo habíamos visto en las vueltas a la parrilla. Fue empezar la vuelta de formación y quedarme sin potencia. Tuve que parar en boxes, empezar dos vueltas después...Decidimos no terminar el kilometraje del motor”.

El madrileño se marcha de Spa con un sentimiento agridulce porque aseguró que contaban con un ritmo decente durante la carrera. “El ritmo era bueno. Fuimos rápidos, adelantamos a los dos Sauber y estaba cogiendo a los de delante. Cuando tienes dos vueltas perdidas poco puedes hacer”, señaló.

Es el cuarto abandono consecutivo que padece el joven piloto aunque manifestó que estos inconvenientes sirven de aprendizaje. Y concluyo diciendo que “hay que seguir empujando para volver más fuerte en Monza. Es desesperante tras un el buen día que tuvimos ayer pero no vale de nada lamentarme ni echar críticas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios