elperiodigolf.madridiario.es

Motor

Décima pole de Hamilton

Décima pole de Hamilton

Otra vez más Lewis Hamilton voló un sábado. Otra vez, el británico de Mercedes puso su supermotor a funcionar y a rugir para hacerse con una pole. El bicampeón despertó cuando había que despertar y se marcó un 1:47.197 espectacular ante el que poco o nada pudo hacer Nico Rosberg.

Carlos Sainz, sublime, se metió en Q3 para lograr el décimo mejor crono, mientras que Roberto Merhi cayó ante Stevens pero las sanciones le harán salir 17º. Alonso, por su parte, lo hará en el último lugar.

Parecía que partía con desventaja tras el viernes pero nada más lejos de la realidad. Como una bestia esperando a ser despertada estaba Lewis Hamilton en Bélgica. Como un animal pendiente de cuándo era el momento de salir de caza. Como todo un bicampeón del mundo de Fórmula 1 que quiere sumar un nuevo entorchado en este 2015. Así fue, así ha sido. Así ha logrado el británico la pole en Spa, una más que sumar a su colección de 2015, con un crono de 1:47.197 que fue imposible para Nico Rosberg.

Volando a ras de suelo. Quemando el asfalto de Spa con un coche tan superior al resto que es casi insultante para las demás escuderías. El Mercedes no para, no deja que nadie le tosa ni tampoco que se le acerque. Y cuando parece que están más en peligro vuelven a apretar el botón mágico. Cuando vienen de un mal resultado vuelven con más fuerza. Porque no se cansan de ganar, porque quieren hacer y historia. Una historia que ya están forjando a base de poles y de victorias.

Hamilton lleva ya unas cuantas. Lleva muchas de hecho, pues solo una vez ha cedido el primer puesto en la parrilla. Lewis ha puesto el vuelo a funcionar en los Libres 3 y lo ha mantenido pulsado en la clasificación. Ante eso, nada se podía hacer. Y menos si cuando te la estás jugando cometes un error como Nico Rosberg en el sector en el que más rápido debías ir. El alemán a buen seguro tiene en su cabeza otra vez el qué tiene que hacer para poder batir al británico en un sábado.

Por otro lado, Sainz saca lo mejor de sí mismo. Otra vez, cuando todo parecía perdido, lo ha vuelto a hacer. Joven, sí. Muy cierto. Como también es cierto que tiene talento en sus manos. El volante del Toro Rosso lo tiene más que dominado en cuanto toca hacer el trabajo serio. Nadie daba mucho porque pudieran estar en Q3, pero lo ha hecho. Quizá influyera el que Kimi Raikkonen se quedara tirado con el Ferrari, pero hay que estar ahí.

Kvyat, por ejemplo, no estuvo ahí. Y lógicamente ninguno de los dos McLaren-Honda. Siguen a lo suyo. Aprendiendo. Buscando cómo mejorar o como no perder comba con respecto a la zona media de la tabla. Puede ser que la pista influya, con tanta recta y con tal importancia del motor, pero por presupuesto, por historia y por nombre ni una marca ni la otra se pueden permitir muchos más resultados así. Sólo superaron a los Manor.

Claro que con la ingente cantidad de sanciones que acumulan Alonso y Button lo mismo daba. Fernando eso sí perdió el duelo con Jenson, aunque a su favor está el hecho de que sólo dio una vuelta en Q1. Que sólo dio una vuelta el sábado al no poder probar su coche en los Libres 3. Así pues le toca salir último y a buen seguro 'sufrir' con el McLaren-Honda. Los tokens en el motor nipón siguen sin notarse. Y el aumento de caballos tampoco.

Así pues ya está todo preparado para la carrera de Bélgica. Para la primera carrera después de un descanso estival que a Hamilton no le ha hecho perder la cabeza ni la concentración. Quiere su tercer Mundial, lo quiere ya. Tiene el arma para lograrlo y se sabe mejor que su compañero. Ellos juegan en su propia liga mientras otros compiten en la suya. En la de Sainz, en la clasificación belga su resultado no ha podido ser mejor ni más positivo.

Pero pese hacer la “pole” y tras terminar declaró “he guardado un as en la manga”. “Hoy he intentado mantener un as en la manga. Cuando he llegado a la última vuelta lo he soltado pero mañana en carrera voy a necesitar ases dobles", aseguró con respecto a la dificultad que entraña salir vencedor en Spa. El bicampeón del mundo, que reconoció que no se ha sentido “cómodo ni contento” con el balance del coche, admitió que el circuito no es el que más le gusta y desveló que existen sectores en el circuito en los que sus rivales pueden recortarle segundos.

“Hemos hecho el trabajo tan bien como hemos podido. Estoy contento pero será difícil porque es un trayecto muy largo hasta la curva 5 y es muy fácil perder esa ventaja”, desveló. Y en carrera, Hamilton tiene como reto romper la sequía de 60 años que acumula Mercedes en Spa. Para concluir diciendo “ganamos aquí hace muchísimo tiempo y eso me inspira. Me dan ganas conseguir un buen resultado”.

Por su lado, el piloto español Carlos Sainz ha manifestado este sábado su deseo de quedar entre los diez primeros en el Gran Premio de Bélgica, undécima prueba del Campeonato del Mundo de Fórmula 1, después de clasificarse en la décima posición tras dos grandes actuaciones en la Q2 y Q3. “Es una sorpresa porque parecía muy difícil de lograr. No es la pista que más nos conviene y será difícil mañana, pero vamos a empujar tan duro como podamos, a sacar el máximo provecho de los errores de otros y espero terminar dentro de los diez primeros”, señaló.

Su rendimiento en la clasificación ha dejado satisfecho al piloto de Toro Rosso, que consideró que es “una de las mejores sesiones de calificación” que ha tenido en su primer año en la Fórmula 1. “Ahora es momento de olvidarlo, de entrarse en la carrera y en los puntos a conseguir”, apuntó.

Y concluyo comentando que el buen resultado insufla de ánimos al madrileño, que llega a Spa con la espina clavada de lo sucedido en Hungría. “He esperado toda la semana la clasificación. Estoy muy contento, aunque en mi última carrera podría haber sido un poco mejor".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios