elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Rory McIlroy y Tiger Woods.
Rory McIlroy y Tiger Woods.

Rory McIlroy puede ganar al 80%

Por Guillermo Salmerón
lunes 04 de mayo de 2015, 12:44h
Con Tiger Woods volviendo a la normalidad su figura se queda ensombrecida por la enorme calidad de quien parece le ha sustituido por mucho tiempo en el número 1 mundial. Como Tiger en sus mejores momentos, Rory sólo necesita jugar al 80% para conseguir victorias en torneos de la importancia el Cadillac Championship.

Solamente en los tres últimos hoyos de la semifinal contra Jim Furyk en el Cadillac Match Play hemos visto a Rory McIlroy verdaderamente necesitado de utilizar su mejor golf para pasar de ronda y ganar el torneo. La final no tuvo historia y sólo Paul Casey complicó -por decirlo de alguna manera- algo el pase de Rory a la siguiente ronda.

Como Tiger en sus mejores momentos, Rory no suele jugar nunca al 100 por 100 y es que hoy por hoy no lo necesita. Su juego desde el tee es absolutamente brutal. Si necesita algo más de potencia le pega a la bola con el driver que parece que la va a romper y sus índices de efectividad en cuanto a distancia y calles cogidas son impresionantes.

Pero por si eso no fuera suficiente su juego corto es brutal. Alrededor del green es una auténtica maquina y no hay golpe que no parezca que lo puede solucionar sin demasiados problemas. En el green, sobresaliente y lo que es más importante de todo: su cabeza funciona a las mil maravillas. No se le ven gestos desordenados ni extraños aspavientos. Su vida parece que camina por la normalidad y mientras siguen apareciendo excelentes jugadores como Jordan Spieth o vuelven a la lucha nombres ilustres de este deporte como Tiger Woods, Rory sigue en su cetro mundial casi sin preocuparse.

En este Cadillac Championship no ha habido nadie que pareciera poder derrotar al joven de 25 años de Holywood. Sólo Jim Furyk, un tipo de 45 años y con más vueltas en su haber que casi nadie, puso contra las cuerdas a un Rory que cuando se vio presionado metió la quinta marcha para dejar el coche de Furyk casi parado diez curvas atrás.

Ahora que vuelve Tiger -comenzará su retorno en el The Players Championship- con normalidad, sin lesiones, de nuevo sin novia y con ganas de empezar a mejorar, igual vemos un nuevo reto Rory y él -algo que encantaría a Nike, por cierto-, pero da la sensación de que el tiempo de Woods ya pasó para las grandes ocasiones y que Rory, cuando él quiera ponerse al 100 por 100 no tendrá rival en este universo del golf, si es que ya no lo tiene.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios