elperiodigolf.madridiario.es

Jon Rahm (-23), ganador individual del torneo

Jon Rham.
Jon Rham.

Una medalla de bronce con sabor a oro

sábado 13 de septiembre de 2014, 16:21h
¡¡Fantástico espectacular, sensacional !!. Cualquiera de estos adjetivos grandilocuentes sirve para calificar la actuación del equipo español en el Campeonato del Mundo por Equipos Masculino 2014 que ha finalizado en Japón. Jon Rahm, Mario Galiano y Daniel Berná han llevado al equipo hasta la tercera posición -igualando así la segunda mejor clasificación española- en un torneo en el que muchos competidores han mostrado nivel de sobra para dar el salto el mundo profesional. Exitazo.

España afrontaba la última jornada desde la tercera posición, pero sintiendo el aliento de un amplio ramillete de equipos dispuestos a arrebatarle la gloria, que en este campeonato llega en forma de presea. Y cuando más necesario era, el combinado capitaneado por Luis Méndez y entrenado por Yago Beamonte ofreció su mejor versión. Estos tres jugadores de productivo paso por la Escuela Nacional Blume sellaron un final apoteósico.

Los tres jugaron bajo par para acabar el día con -10 y un acumulado al total de 537 golpes, -35. Un día más, resultó clave el rendimiento de Jon Rahm, líder de la clasificación individual y motor del equipo. Acabó el día con 67 golpes (-5) y unas estadísticas asombrosas: sólo cinco bogeys en todo el torneo, cuatro de ellos en la primera vuelta. En los últimos 54 hoyos, sólo se ha anotado un fallo.

También sumó la vuelta de Mario Galiano, que sacó su potencial en estos últimos 18 hoyos (67 golpes, -5). Seis birdies -incluidos dos cruciales en el 16 y el 18- contribuyeron de forma decisiva a alcanzar el sueño de bronce. En el recorrido Iriyama de Kuruizawa Golf Club, en el interior del país y vecino a Nagano, también jugó bajo par Daniel Berná (69, 5), si bien su vuelta fue la descartada.

Con el trabajo bien hecho, faltaba mirar a la pizarra para ver si la medalla era posible. Por detrás no se rendían escuadras potentes con algunos de los mejores jugadores amateurs del mundo en sus filas. Venían apretando Suecia o Argentina, pero su esfuerzo no iba a ser suficiente.

Ambas se quedaron a uno y dos golpes, respectivamente, del equipo español, al que solo un impacto ha separado de la plata que se ha llevado el destacado cuadro canadiense (-36). Por delante, con el oro, sólo los estadounidenses (-38), que en la tercera jornada dieron un golpe de autoridad que se ha demostrado clave.

Jon Rahm, ganador individual

La segunda gran noticia que deja el torneo de Japón para el golf español ha sido la victoria individual de Jon Rahm, espectacular en las tres últimas jornadas. Liberado de bogeys, el jugador vasco que juega en la Universidad de Arizona State se convirtió en una máquina de sumar birdies, mostrando al mundo que el juego corto es uno de sus puntos fuertes.

Con -23 al total, Jon Rahm ha liderado una clasificación en la que talentos como el australiano Lucas Herbert, el francés Víctor Pérez o el argentino Alejandro Tosti, todos con -20, han sido eclipsados por la calidad del español.

La actuación de Jon Rahm en Japón no puede ser catalogada, en ningún caso, de accidente o casualidad. A un currículo brillante en su etapa juvenil ha sumado este último año un buen número de notables concursos en Estados Unidos, un triunfo en el Campeonato de España Individual y, en compañía de Daniel Berná y Mario Galiano, una sensacional victoria para España en el Europeo Absoluto de Finlandia. La temporada también deja su contribución al título español en el Campeonato del Mundo Universitario.

De menos a más en un torneo de alto nivel

España ha tenido la virtud de ir a más en un torneo de un nivel excelente, como demuestra la igualdad que se ha vivido toda la semana y que han mostrado jugadores como Bryson DeChambeau o el sueco Marcus Kinhult, ambos con calidad de sobra como para suponer que se les verá en un futuro cercano en los principales circuitos profesionales.

España inició su camino con un acumulado de 138 golpes (-6) que le llevó a la décima plaza, a cuatro de los líderes, Canadá, Suecia y Suiza. Entonces fue Mario Galiano quien tiró del equipo con 68 golpes (-4).

En la segunda jornada comenzó el festival de Jon Rahm, que se descolgó con una vuelta de 64 golpes (-7) para llevar al equipo a la sexta plaza. Fue la mejor actuación coral de España, ya que tanto Mario Galiano como Daniel Berná se anotaron sendos 69 (-2) para contribuir al ascenso en la clasificación.

En la tercera manga, España entró de lleno en la pelea por las medallas de la mano de un Jon Rahm sencillamente estratosférico: 62 impactos (-9) frutos de nueve birdies sin penalidad. Todo un concierto de aciertos que catapultó a España hasta la tercera posición provisional.

España, segunda en 2004

Hasta la fecha, España contaba en su palmarés con un segundo y un tercer puesto, y su progresión en los últimos años ha sido muy satisfactoria. Entre 1990 y 1998 los españoles acabaron siempre entre los diez primeros, con mención especial para el tercer puesto conseguido por Sergio García, José Manuel Lara, Ivó Giner y Álvaro Salto en la edición de 1996.

España consiguió la medalla de plata en Puerto Rico 2004, la mejor clasificación cosechada en la historia por el golf masculino amateur español. Alfredo García Heredia, Álvaro Quirós y Rafael Cabrera fueron los artífices de aquella gesta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios