elperiodigolf.madridiario.es

Ryder Cup 2020

La Ryder Cup se suspende y no se jugará hasta septiembre de 2021

La Ryder Cup se suspende y no se jugará hasta septiembre de 2021

miércoles 08 de julio de 2020, 17:01h

La PGA de America, organizadora este año de la Ryder Cup, ha confirmado hoy pasados unos minutos de las cinco de la tarde que la Ryder Cup 2020, el torneo de golf más importante del mundo que enfrenta a dos equipos, uno europeo y otro americano y que se iba a disputar inicialmente este próximo mes de septiembre, del 25 al 27, se suspende y se aplaza hasta septiembre de 2021, cuando se disputará en el recorrido de Whistling Straits, en Sheboygan (Wisconsin).

Esta será la segunda vez en la historia de la competición que el torneo se retrase un año. Ya sucedió en 2001, cuando se produjeron en New York los atentados del 11 de septiembre. Entonces la Ryder Cup atrasó su celebración un año llevándola a años pares.

Ahora, 18 años después y por causa de la pandemia del coronavirus, los rectores de la PGA de America han decidido lo más lógico, suspender el torneo un año hasta que se mejoren las condiciones de salud y seguridad para jugadores y público.

Una noticia que se ha producido hoy pero que ya se barruntaba hace algunas semanas cuando el diario británico The Guardian, aseguraba el pasado 23 de junio que la Ryder Cup, el tercer evento deportivo más importante del mundo tras los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol, no se jugaría el próximo mes de septiembre en Whistling Straits sino que se suspenderá hasta 2021 tras un acuerdo al que podrían haber llegado el PGA Tour y el European Tour, organizadores del evento.

Y es que desde el principio, los jugadores involucrados en la clasificación para estar en la Ryder Cup se decantaron por el retraso del evento al considerar que jugarlo sin público era inviable. Ante esta situación, los respectivos comités, tanto del European Tour como del PGA Tour, barajaron la posibilidad de reducir el aforo en cada uno de los días del torneo a 25.000 aficionados, pero finalmente, parece que se desestimó la idea sopesando la vía del retraso del torneo a 2021 como la mejor.

Este retraso a 2021 hará que la próxima edición de la Ryder Cup que se iba a jugar en Italia en 2022 se jugará un año después, en 2023, lo que ayudará a Italia a estabilizar su economía y afrontar la celebración de la Ryder de su país -la primera vez que se jugará en Italia- con más garantías de las que había hasta ahora.

De la misma manera la Ryder de 2027 en Adare Manor, en Irlanda, coincidirá con el centenario de la creación de este torneo que empezó a jugarse en 1927 gracias al tesón y la imaginación del empresario Sammuel Ryder.

Una de las consecuencias que traerá seguramente la celebración de la Ryder Cup en 2021 será el retraso a 2022 de la Presidents Cup para no hacerla coincidir en el tiempo con el torneo entre estadounidenses y europeos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios