elperiodigolf.madridiario.es

Opinión, Valentín Requena

El día de la regeneración

El día de la regeneración

lunes 10 de abril de 2017, 13:18h

Aunque no sea políticamente correcto, confieso que en este Masters ha sido una de las pocas veces que he disfrutado plenamente del juego de Sergio. No sólo del juego en sí, que fue espectacular en bastantes hoyos, sino en el lenguaje corporal y cómo se reinició después de los bogeys del diez y el once.

Los que hemos visto muchos torneos de Sergio, o por lo menos a mí eso me parece, cuando todo iba viento en popa, su semblante y su forma de actuar era muy diferente de cuando pintaban bastos. Entonces la mirada ya no estaba fija en el horizonte, sino que se inclinaba para ver la punta de los zapatos. Después de un bogey, y no digamos de dos, nuestro compatriota ya no era el mismo, fundamentalmente los sábados, el llamado día del movimiento. En muchas ocasiones su juego decaía y no digamos su actitud en el campo.

Ayer tuve la inmensa satisfacción de ver a un Sergio totalmente distinto. No descompuso el plano en ningún momento, su actitud fue ejemplar, haciendo gala de una templanza digna de un anacoreta. Daba igual que las cosas hubieran ido bien que mal. Su reacción después de los dos bogeys seguidos de la segunda vuelta, fue contrarrestada por un birdie y un eagle seguidos. Esto, en ocasiones anteriores, hubiera sido impensable tratándose de Sergio. Y qué decir del play off. Confieso que nunca vi a García tan tranquilo. Es como si se hubiera tomado un tranquilizante. Después de embocar el birdie del hoyo de desempate es cuando se desbocó la furia y Sergio mostró todos sus sentimientos. Abrazos por doquier y alguna lagrimilla.

Creo que Sergio este año en Augusta se deshizo de muchos fantasmas. El primero el del campo. Un territorio que nunca le fue propicio, el segundo, el hecho de ganar un grande y precisamente allí, con toda la presión que implica un play off. Ahora ya tiene su chaqueta verde, y el próximo año en la cena de los Campeones, seguro que pondrá un arrocito en el menú como homenaje a su tierra.

Me encantó ver a Sergio con la chaqueta que le puso Willett, pero si soy sincero, aparte de todos los parabienes y cosas bonitas que se han dicho y escrito acerca de la hazaña, para mí, lo principal, ha sido el cambio de actitud. Creo que Sergio ha experimentado un excelente cambio en su forma de de competir que irremediablemente ha influido positivamente en su juego que siempre fue extraordinario, pero que antes le faltaba ese algo que ahora ha encontrado y que hará que vengan otros grandes y más torneos. Seguro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Elperiodigolf

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.