elperiodigolf.madridiario.es

La Gaceta del Motor

Ferrari California T, sintonía perfecta

Ferrari California T, sintonía perfecta

Una de las principales sorpresas del próximo Salón de Ginebra, que se celebrará del 4 al 16 de marzo, llegara de Maranello (Italia). Se trata del California, la última creación del "cavallino rampante" al que ahora se le añade una "T" de turbo, ya que esta animado con un motor V8 de 3,9 litros de cilindrada y 560 caballos de potencia, pero que se caracteriza por equipar dos turbocompresores de doble entrada, convirtiéndose en el único Ferrari en la actualidad con un motor sobrealimentado. Un propulsor que va unido a una caja de cambios automática de siete velocidades, un binomio que le hace acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,6 segundos. Y para pararlo... monta unos frenos cerámicos de la firma Brembo, que según Ferrari es capaz de marcar un 100 a 0 km/h en solo 34 metros.

Con una longitud de 4,57 metros, ha sido diseñado por Ferrari Styling Centre en colaboración con Pininfarina y sustituirá al modelo California que se puso a la venta en 2009 con 489 caballos de potencia. Del que conserva una habitabilidad en configuración 2+2 y seguir con una carrocería descapotable con techo duro retráctil de accionamiento electrónico que se pliega en sólo 14 segundos. Su precio esta aun por definir, aunque superara los 200.000 euros.

Fiel al concepto del California de 2009, pero con un nuevo aspecto, tan sólo conserva de él sus dos colores clásicos, el rojo inspirado en los antiguos Ferrari y el Blue California y, sus dimensiones, ya que mide 4,57 metros de longitud, por 1,9 de ancho y 1,32 metros de altura. Sin embargo, su diseño recuerda a otros modelos de la marca. En la parte delantera ahora cambia con un capó que ya no cuenta con la toma de aire que tenía en el centro y que lo cambia por dos branquias. También es nuevo el frontal, con una amplia parrilla flanqueada por dos tomas de aire sobre las que se sitúan unas ópticas de diseño vertical, recordando al 458 Italia y LaFerrari. Y si lo vemos lateralmente, su diseño se inspira en el Testa Rossa 250 y donde llama la atención sus guardabarros posteriores. Con una la línea de alerón delantero que se remonta hacia la parte trasera compacto, musculoso y traer una elegancia aerodinámica y el movimiento hacia los lados.

Y en la zaga, la firma de Maranello introduce un difusor de triple banda para generar una mayor carga aerodinámica y cuatro salidas de escape por la parte inferior. Así como una protuberancia aerodinámica sobre el portón posterior, que va acompañado en sus lados por unas típicas ópticas redondas.

El interior es una mezcla de lujo y artesanía con una habitabilidad 2+2. Con relación al anterior California, mejora y mucho en su ergonomía, con un mayor espacio entre los asientos y unos respaldos más amplios. Mientras que el volante es el habitual de la firma italiana con los controles integrados y entre los dos rediseñados respiraderos, justo en el centro del salpicadero, un indicador de la presión del turbo. Además, incorpora un sistema de información y ocio con una pantalla de 6,5 pulgadas táctil.

En el apartado mecánico, los ingenieros de Maranello han desarrollado un nuevo motor y según el fabricante, sin el retardo que provoca el turbo hasta que entra en acción en comparación con uno atmosférico, por lo que entrega la potencia de una forma muy progresiva a lo largo de toda la escala de revoluciones.

Lo cierto es que el nuevo motor V8 de 3.9 litros que mueve el California T, que va montado en la parte central delantera, es más potente, aumenta su par y ofrece un mejor consumo frente al V8 atmosférico de 4.3 litros y 490 caballos que animaba al California.

Mantiene su condición de V8, aunque este ocho cilindros cúbica 3,9 litros y rinde 560 caballos de potencia. O lo que es lo mismo, 145 caballos por litro de cubicaje a un máximo de 7.500 revoluciones por minuto, mientras que el par motor es de 755 Nm. Con estas cifras, el California T supera en 70 caballos la potencia de la anterior generación con el motor atmosférico, a la vez que se aumenta el par en un 49%. Con todo ello las prestaciones están a la altura de la firma italiana, ya que puede alcanzar una velocidad máxima de 316 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,6 segundos. Unas cifras significativas, pero casi idénticas al anterior modelo. Eso sí, si nos referimos a los consumos las diferencias son amplias, dado que ahora es un 15% más ahorrador. Y es que según Ferrari, consume 10,5 litros cada 100 kilómetros (13,1 litros el California), con lo que las emisiones pasan de 299 gramos por kilómetro a 250 gramos.

Un motor que va unido a una nueva caja de cambios automática de siete velocidades, aunque de momento no hay datos sobre ella. También es de nuevo cuño la suspensión, con nuevos muelles y amortiguadores de dureza variable "Magnaride" y que están combinados con acelerómetros en la carrocería, lo que ayuda a reducir el balanceo y el cabeceo, al actuar un 50% más rápido. Así como la última evolución del sistema de control de tracción F1-Trac, que mejora la adherencia en la aceleración en curva. Y para parar esta "manada" de caballos, incorpora unos frenos carbocerámicos CCM3 que actúan integrados con un sistema de control de estabilidad ABS de alto rendimiento. Por lo que según Ferrari, se consigue pasar de 100 km/h a 0 en tan sólo 34 metros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios