elperiodigolf.madridiario.es

Ryder Cup 2014

Tom Watson y paul McGuinley
Tom Watson y paul McGuinley

Watson y McGuinley: "Va a ser una combate de pesos pesados"

martes 24 de septiembre de 2013, 17:46h

Los dos han vivido épocas muy diferentes dentro del golf. Watson ha sido uno de los más grandes pero McGuinley todavía vive la competición muy de cerca. A los dos les falta un año para vivir la Ryder Cup en primera persona y ambos sienten ya el hormigueo de los capitanes. El mismo hormigueo que Chema Olazábal vivió hace dos años, cuando quedaba uno sólo para la Ryder Cup de Chicago.

"Tenemos a Ian Poulter", dijo McGuinley nada más sentarse a la mesa respondiendo a un Tom Watson que contestó a un periodista sobre el hecho de contar en su equipo con Tiger Woods.

"Ha tenido la carrera más imporante que probablemente haya tenido cualquier jugador de golf en la historia de este juego y tenerlo en el equipo es muy importante", dijo Watson. Luego contestó McGuinley, que jugará en casa ante una multitud que, sin duda, apoyará al equipo que llegará a Gleneagles tras la victoria en Chicago como gran favorita al enfrentamiento con los estadounidenses.

"El margen entre los dos equipos es muy pequeña ", dijo el capitán europeo . "En todos los torneos hay un par de puntos que bailan, uno que se va para allá otro que se queda. La suerte, y eso es verdad, se ha decantado en las últimas ocasiones hacia nuestro equipo pero también es verdad que en estos cuatro últimos años se ha hecho un gran trabajo y ha habido unos equipos grandiosos. Creo que va a ser una competición muy reñida, muy dura, que es lo que hace que la Ryder sea una competición tan especial. Si habláramos en términos boxísticos, apuntilló McGuinley, va a ser un combate de pesos pesados de principio a fin".

Watson, por su parte no quería enseñar sus armas e iba de víctima. "Creo que venimos de una derrota importante. Llegaremos a Escocia para enfrentarnos a los ganadores y tenemos que ser conscientes de la situación. Ellos son favoritos, jugarán con el apoyo de la gente, en un campo que conocen bien y después de dos victorias muy importantes, aunque no es eso lo que les voy a decir a mis jugadores. Lo que les voy a decir es que quiero lo máximo de ellos y que sean capaces de lo máximo para ganar. Quiero jugadores en mi equipo que sean capaces de ganar la Ryder Cup", dijo.

Esta conferencia de prensa fue el último de los actos organizados por el primer ministro escocés en Gleneagles con ocasión de la Ryder Cup que se celebrará en suelo escocés dentro de un año y que empezaron hace dos días con un desayuno en el Castillo de Edimburgo antes de un viaje en la misma locomotora que los primeros jugadores de la Ryder, allá por 1927, tomaron para disputar la primera edición de este torneo, además de una simpática fotografía con los dos capitanes junto a una multitud de chavales que representaban el futuro del golf en Europa y, quizá, de la Ryder Cup.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios