elperiodigolf.madridiario.es

Larrazábal y Campillo acaban sobre par

Rafa Cabrera Bello (-7) y Sergio García (-2) escapan a la dureza de Chapultepec

Rafa Cabrera Bello (-7) y Sergio García (-2) escapan a la dureza de Chapultepec

lunes 24 de febrero de 2020, 00:23h

Semana terriblemente dura y dispar para los españoles en el WGC Mexico Championship que han sufrido en sus cartulinas las exigencias del Club de Golf Chapultepec, donde solo Jon Rahm, Rafa Cabrera Bello y Sergio García han terminado bajo par.

Mientras que el vasco luchaba por el título, el canario se afanaba en mantener bajo par su casillero en la cuarta ronda. Rafa, que venía de firmar una gran jornada del movimiento donde anotaba 67 golpes para afianzar sus dos vueltas anteriores bajo par, comenzó el domingo con poco acierto y necesitó jugar 8 hoyos para restar su primer golpe. El isleño llegaba a la segunda mitad del día con un golpe a su favor, ampliando su cuenta con otro birdie en el hoyo 12 y otro el 16 para cerrar el torneo con 68 golpes en un más que meritorio top 20.

Menos afortunado en su juego estuvo Sergio García (-2), Es cierto que el castellonense fue de menos a más a lo largo de la semana, pero su 74 inicial le obligó a salir con tiento el viernes. Tan prudente fue Sergio que en sus primeros 9 hoyos no hizo ninguna anotación y las que realizó en sus segundos nueve solo sirvieron para terminar al par. Por suerte para él, el sábado si que pudo sacar provechó de su juego y eso le situó bajo par con 70 golpes y fuerzas renovadas para despedirse del campo de Ciudad de México con su mejor vuelta de la semana, cinco birdies libres de bogeys para 66 golpes

Un esfuerzo dominical que compartió con Jorge Campillo (+11). El extremeño no quiso irse de Chapultepec sin saber lo que era ganar al recorrido azteca y decidió olvidar sus discretos resultados previos e ir a por todas. Tras un mal comienzo en el 10, Jorge le dio la vuelta a la tortilla firmando dos birdies antes de cruzar el ecuador del domingo.

Ya en la segunda vuelta, restó un golpe más, pero enseguida volvieron los fantasmas. Tres bogeys y un doble bogey, en los cinco últimos hoyos, daban al traste con el último esfuerzo de campillo.

Un objetivo que tampoco lograba Pablo Larrazábal (+6). El catalán tuvo un domingo complicado, donde el campo le castigó duramente desde los primeros compases del día. Tres bogeys en solo cuatro hoyos ya le dejaban claro lo que le deparaba la ronda dominical.

Pero si Pablo era capaz de ganar un torneo con ampollas en los pies, tres golpes en contra no le iban a parar. De hecho, dos hoyos después restaba el primero de los tres golpes que devolvían su tarjeta al par. Desafortunadamente, el esfuerzo del barcelonés quedaba estéril y se despedía del torneo con bogey, doble bogey y bogey.

ASÍ ESTÁ LA CLASIFICACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Elperiodigolf

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.