elperiodigolf.madridiario.es

Top ten para el número 1 del mundo

Las ‘corbatas’ privan de ganar a Johnson

Las ‘corbatas’ privan de ganar a Johnson

domingo 17 de marzo de 2019, 22:12h

Seguro que a estas alturas de la jornada ya se ha preguntado el porque de tantas ‘corbatas’ en unos greenes que ya se han jugado tres veces esta semana. Pues bien, cualquiera que haya estado pendiente estos días del televisor, se habrá percatado, aún sin prestar demasiada atención, como los greenes del TPC Sawgrass han cambiado de color. Una evolución que comenzaba con tonos parduzcos del jueves para terminar hoy donde, sin llegar a brillar, el verde ha sido el color predominante.

Para quien no este acostumbrado a seguir el golf a lo largo de cuatro jornadas esto no será más que una sorpresa de tantas como habrá descubierto en el torneo de los jugadores. Sin embargo, los más fieles a la competición en seguida habrán sacado la conclusión que esto es solo fruto del crecimiento de la hierba a lo largo de la semana. Para unos y para otros, seguramente un motivo de satisfacción al ver como el color del golf aparecía por fin sobre los greenes de Ponte Vedra. Para los golfistas, un problema más que sumar a una semana ya de por si complicada.

Una dificultad que obliga a los profesionales a gestionar sus golpes con el putt de una manera muy diferente. Hay que olvidar lo aprendido en las rondas previas, para intentar descubrir nuevas y, por lo visto, sorprendentes caídas que mueven la bola sin contar con la intención de los jugadores.

Precisamente Dustin Johnson ha sido de los que más ha sufrido para encontrar la línea entre su putt y el agujero. Las corbatas han sido una constante en los golpes sobre el green de Johnson que no solo ha dejado escapar birdies por la derecha, sino que también ha lamentado algún bogey por ese motivo.

Johnson comenzó inmejorablemente, con dos birdies en tan solo dos hoyos, pero la alegría de oír cantar a los ´pajaritos’ le duró poco al golfista de Carolina del Sur. Con dos golpes menos en su casillero, la bola empezaba a hacer diabluras para evitar caer en el agujero. Las dos primeras veces sin causar daños en su cartulina.

Después, ya sin piedad, Dustin lamentaba dos bogeys en tres hoyos. Los dos primeros de una cuenta que incrementaría en la segunda parte del recorrido del TPC Sawgrass. Los mismos nueve hoyos de donde saldría con tres birdies para dejar escapar el torneo, pero sellar su segundo top ten de la temporada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios