elperiodigolf.madridiario.es

Opinión Guillermo Artola

Miguel Ángel Jiménez, la leyenda española

Miguel Ángel Jiménez, la leyenda española

martes 28 de noviembre de 2017, 12:35h

Ya ha empezado la temporada 2018 del Circuito Europeo y lo ha hecho con emoción, sobre todo para los aficionados españoles que vimos cómo Rafa Cabrera Bello se quedó a las puertas de jugar un desempate con el, a la postre, ganador.

Wade Ormsby llevaba una buena cantidad de años, concretamente trece, jugando como profesional en Europa y sin ganar y, por fin le llegó su hora y se apuntó el UBS Hong Kong Open. Creo que es el típico caso de jugador currante que no desfallece y acaba lográndolo, y me alegraría más por él si no fuese porque su victoria ha sido a costa de Rafa Cabrera.

En el último hoyo del torneo el canario se quedó corto en el tiro a “green” y cayó en el “bunker”, la sacó y se quedó muy corto del hoyo, pateó y, adivínalo, se quedó corto de fuerza y la bola cayó a la derecha antes de llegar al agujero. Parece tonto por mi parte criticar a alguien que queda segundo en un torneo profesional de esta envergadura, pero es que Rafa tiene cierta tendencia a quedarse a un golpe de la victoria en demasiadas ocasiones y espero que acabe corrigiendo esta costumbre.

En ese mismo campeonato jugó Miguel Ángel Jiménez y una vez más dejó con la boca abierta a la concurrencia. Sólo tres veces se ha conseguido hacer sesenta y tres en el Circuito Europeo por parte de un jugador de cincuenta o más años, y dos de esas veces ha sido Miguel. La otra fue Bernard Langer con cincuenta y uno, mientras el malagueño lo consiguió con cincuenta y en esta ocasión lo ha hecho con cincuenta y tres. “El Pisha” hace historia por donde pasa, y en la página del Circuito Europeo ya le llaman la leyenda española, algo que tiene mucho mérito siendo compatriota de Seve, de Olazábal o de García. Miguel acabó séptimo empatado y en sus declaraciones volvió a expresar cuánto le gusta jugar en ese campo y que le encanta porque no sólo se trata de pegarle fuerte sino que hay que mover la bola a derecha e izquierda y, en definitiva, saber jugar al golf clásico, al de habilidad, a ese que manejan las leyendas como él.

Y hablando de leyendas, este próximo fin de semana veremos de nuevo a Tiger jugando un torneo, por invitación, es verdad, pero un torneo al fin y al cabo y ojalá consiga dejarnos asombrados como solía. No espero que gane con ocho golpes de ventaja, pero me gustaría verle dar buenos tiros y disfrutar del juego que ha sido su vida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios