elperiodigolf.madridiario.es

US PGA Championship

Jon Rahm da un paso atrás con 75 golpes y se aleja en la clasificación

Jon Rahm da un paso atrás con 75 golpes y se aleja en la clasificación

Jon Rahm no ha estado igual de fino que en la primera jornada del PGA Championship. En el segundo día ha dado un paso atrás muy significativo. Saliendo del 10 y con birdie, todo parecía que iba a ir más suave en Quail Hollow. Sin embargo, el de Barrika firmó cuatro bogeys en esa su primera vuelta.

En la segunda mejoró y pudo pelear por hacer algún birdie. En todo caso volvió a pinchar en el 5 para reflejar un total de 75 golpes que le dejan con un total de +3 después de los 70 golpes del jueves.

En este cuarto Major de la temporada, donde Rahm ha querido ir sin pensar demasiado en la importancia del evento, después de un buen comienzo siendo el mejor español y el único de los nuestros en bajar del par, un segundo día menos afortunado le ha frenado en su proyección esta semana.

"Ha sido un día muy malo, no sé describirlo de otra manera", dijo Rahm, que no ha acertado la mayoría de los greenes y ha visto como su bola acariciaba el hoyo sin entrar en varias ocasiones. A sus 22 años, se ha puesto sexto del ranking mundial en poco más de un año y ha superado el corte en tres de los cuatro grandes en los que ha participado, aunque aún no ha pasado del puesto 23. "Me lleva pasando en los grandes, en la segunda vuelta se me complican las cosas y no sé por qué la verdad", dijo Jon Rahm.

Al final de la segunda jornada, interrumpida durante casi dos horas por las intensas lluvias de la tarde, el grancanario Rafa Cabrera Bello había terminado con +7, a tres golpes del corte provisional (+4) para seguir jugando durante el fin de semana.

He arrancado jugando muy bien, pero me han castigado unos pocos errores", dijo Cabrera Bello, que llegaba con muchas posibilidades a Quail Hollow, después de ganar el Abierto de Escocia y terminar empatado en el cuarto puesto en el Abierto Británico.

Tampoco ha superado el corte para el fin de semana el barcelonés Pablo Larrázabal, que salió al campo a remontar un saldo negativo de +6 y acabó con +9, a pesar de un par de birdies en los últimos hoyos.

Entre las suspensiones por la tormenta y la falta de luz, el castellonense Sergio García, ganador del Masters de Augusta de este año, ha terminado su segunda ronda con +8, también lejos del corte de +4. "La verdad es que muy mal. De momento no voy a tocar un palo, porque practicar parece que no funciona", dijo desanimado García, que arrastra un mes de mal juego y tiene dos semanas antes de comenzar su participación en las finales del Circuito de Estados Unidos en Boston.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.