elperiodigolf.madridiario.es

British Boys

Alejandro Aguilera roza el éxito

Alejandro Aguilera roza el éxito

domingo 14 de agosto de 2016, 22:30h
Alejandro Aguilera ha estado muy cerca de convertirse en el noveno ganador español del British Boys, uno de los mejores torneos amateurs del mundo, pero se le ha escapado la final, vibrante de inicio a fin, en el hoyo 37.

Esta 90ª edición del torneo, celebrada en el mítico campo escocés de Muirfield, será recordada por la gran actuación del ganador, el alemán Falko Hanisch, y por las lecciones de golf y garra del jugador español.

Alejandro Aguilera tenía ante sí la opción de inscribir su nombre junto a los de golfistas como José María Olazábal, Sergio García o Adrián Otaegui. Y se le escapó por detalles. Ante Falko Hanisch mostró una gran imagen, pero esta vez los hoyos finales no fueron talismanes para él.

La final resultó tan intensa como cabía esperar, con un equilibrio roto en contadas ocasiones. Ambos jugadores expusieron las virtudes que les han llevado al partido final de uno de los torneos amateurs más bonitos y apasionantes del mundo.

Fue Alejandro Aguilera el contendiente que mayor dominio ejerció, especialmente en los primeros 18 hoyos. En el hoyo 9 marchaba 3up –la mayor renta del duelo-, pero en cinco hoyos Falko Hanisch neutralizó esa desventaja. Alcanzado el hoyo 18, la igualdad imperaba.

En la segunda ronda el duelo transitaba entre minúsculas ventajas del español, que sin embargo se vio en el hoyo 23 por primera vez por detrás en el marcador. Un gran birdie de Alejandro Aguilera en el hoyo 34 de la final volvió a poner las tablas, pero en el primer hoyo extra de tan asfixiante duelo el alemán resolvió gracias a un bogey del madrileño.

Fue el punto final para un torneo que ha descubierto al gran público a dos sensacionales jugadores: Falko Hanisch y Alejandro Aguilera.

El pase a la final, con épica

Con épica, con garra, con dosis de gran golf y con carácter. Con todos estos ingredientes alcanzó Alejandro Aguilera la final del British Boys. Venía de ganar las tres primeras eliminatorias en el hoyo 18, por lo que cuando su duelo de cuartos de final ante el inglés Danny Daniels se extendió al hoyo 22, el madrileño no pestañeó. Apenas sí hubo ventajas en el enfrentamiento, y las pocas que hubo fueron del español.

En el hoyo 22 finiquitó el partido y se citó con el sueco David Nyfjall en semis. Llegado este momento quedó patente que Alejandro Aguilera estaba yendo de menos a más en el torneo, ya que dejó para esa semifinal su mejor golf.

Ante el jugador nórdico desplegó golpes de altísimo nivel y un gran control de la estrategia. Sus dos birdies le permitieron no perder comba en ningún momento y cobrar ventaja cuando hubo ocasión. No fue hasta el hoyo 14 que se puso definitivamente por delante, rematando el pase a la final en el 17.

Alejandro Aguilera se aferró al 18 para acceder a cuartos

En la jornada del viernes, Alejandro Aguilera se aferró con fuerza a su dominio de los momentos más delicados para acceder a la ronda de cuartos de final; nuevamente ganó sus partidos en el hoyo 18.

La sesión matinal dejó claro que a esas alturas de la competición ya no había partidos sencillos. Pasaron dos de los tres españoles que pisaron el tee del 1, Alejandro Aguilera y Miguel Bisellach. El primero de ellos ganó en el hoyo 18 al inglés John Gough, mientras que el segundo derrotó en el hoyo 19 al francés Paul Foulquie. Lo dicho, ni un duelo fácil.

Quedó eliminado Ignacio Montero a manos del holandés Jerry Ji, que siguiendo la tónica habitual, ganó en el 18.

Por la tarde, Alejandro Aguilera derrotó al sueco Marcus Svensson en el 18 después de que el nórdico igualase un partido que llegó a tener ligeramente inclinado el madrileño. En el tee del 15 marchaba 2 up, pero el sueco llevó el duelo hasta el 18.

La noticia negativa de la tarde fue la eliminación de Miguel Bisellach a manos del propio Falko Hanisch (3/2). Pese a la derrota, gran torneo del jugador balear de la Escuela Nacional Blume.

Tres de seis en la primera jornada

La primera jornada se saldó con un balance positivo para el golf español, toda vez que continuaron con vida tres de los seis jugadores que comenzaron el día. El primero en salir a escena fue Miguel Bisellach, que debió pasar dos rondas en un día. Primero eliminó al inglés Thomas Plumb (4/2) para convertirse en integrante del cuadro de juego definitivo. Ya allí se batió en duelo fratricida con Miguel Ángel Herrero, una de las sorpresas más gratas de la competición. Se impuso el balear por 5/4.

Uno de los momentos estelares del día fue el triunfo Ignacio Montero ante el noruego Markus Braadlie, que dominaba por 4up. Una reacción furiosa del español en los últimos hoyos le permitió ganar en el 18.

También Alejandro Aguilera pasó de turno, y lo hizo venciendo al alemán Constantin Unger en el hoyo 18 de un emocionante duelo.

Ese hoyo 18 acabó significando el punto y final para la trayectoria de Alejandro del Rey –el mejor español en la fase previa- en el torneo. El madrileño cedió ante el noruego Ruben Pettersen en otro enfrentamiento igualado.

Además de Alejandro del Rey, cayó Jon López-Lanchares, uno de los españoles más destacados en la fase inicial. Vendió cara su derrota ante el anteriormente citado Jerry Ji, cediendo en el 19.

Objetivo: emular a Adrián Otaegui

El palmarés español en esta prueba se incrementó en 2010 con la brillante victoria del hoy profesional Adrián Otaegui, que derrotó en la final al alemán Max Rottluf (4/3). Antes, en 2007, aumentó la cosecha española con el triunfo de Emilio Cuartero en Royal Porthcawl (Gales) ante el escocés Fraser Fotheringhram por 1up.

Previamente habían culminado tal hazaña Jesús López (1981), José María Olazábal (1983), Francisco Valera (1991), Sergio García (1997), Alfonso Gutiérrez (1999) y Pablo Martín (2001).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios