elperiodigolf.madridiario.es
Deseos

Deseos

miércoles 07 de enero de 2009, 00:00h
Cada año cuando nos atragantamos con las doce uvas de la suerte, es típico pedir un deseo, o varios, no vamos a ser cicateros a la hora de pedir. Los hay de todo tipo: económicos, de salud, laborales, amorosos, y por qué no, deportivos.

Hace unos días nuestro compañero y amigo Guillermo Salmerón en su programa en Radio Marca “Bajo Par”, pedía a sus colaboradores, entre los que me encuentro, tres deseos relacionados con el golf. Hubo unanimidad en cuanto al tema Ballesteros. Prácticamente todos deseamos que Seve se ponga bien, que vuelva a ser el de antes y que queremos verle cuanto antes y si es posible en un Campo de golf, mejor que mejor.

Otra apetencia muy común fue que un español gane un grande. Es cierto que nuestros jugadores han tenido un dos mil ocho realmente importante y que han comenzado, sobre todo Sergio García, la temporada dos mil nueve con gran éxito. Pero falta lo más importante: uno de los grandes. Desde luego que el castellonense es el mejor colocado, pero ¿os imagináis lo que significaría que Quirós, Larrazabal, Gonzalo o cualquier otro levantara la jarra de clarete o cualquier otro trofeo de los que se disputan en Estados Unidos? Desde luego que sería la bomba.

Habrá que ver cómo está el Tigre cuando reaparezca y no estaría mal que Sergio conquistara el número uno. Desde luego que no, pero para mí lo importante es conquistar un major. Eso es lo que prevalece y lo que se escribe en los libros de historia. Lo de estar tal y cual tiempo como uno o dos, creo que es menos relevante, aunque sí muy importante. En esa encuesta de Salmerón yo pedí poder jugar más con mis amigos al golf y que mi juego mejore, aunque sea solo un poquito, que no es pedir demasiado. ¡Anda que no tengo recorrido para la mejora!

¿Me traerían los Reyes Magos un Swing mejor? Me dice alguien que, por lo que él sabe, en sus alforjas llevan juguetes, perfumes, corbatas, calcetines y algunos palos de golf, pero que de swines, nada. Mi gozo en un pozo. No tendré más remedio que ir a la cancha de prácticas tirar cubos y cubos de bolas y seguir las indicaciones del profe.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios