elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

¡Vaya semanita!

Por Guillermo Artola
domingo 17 de enero de 2021, 10:13h

Aunque quisiera disimularlo, que no tengo mayor interés, yo no es que tenga una edad, es que tengo dos. Vale, eso hace que cuando juego un torneo procure alquilar un “buggy” porque caminar siete kilómetros y pico y además darle bien a la bola son dos actividades casi incompatibles. Soy capaz de andarlos, desde luego, y sólo para competir me doy el lujo que comento. Cuando juego sin presión camino, sobre todo si el campo es plano como, por ejemplo, Alboran Golf en Almería, que lo tengo pateado de arriba a abajo y con placer.

Bueno, pues ha llegado esta semana y aquí, en Madrid, no parece que estemos en el Siglo XXI y en la fue la capital del más grande imperio que los tiempos conociesen.

No ha habido manera de circular ni con coche ni mucho menos con moto. Los autobuses han estado parados unos días y, cuando han vuelto a la vida ha sido en un número reducido de líneas. El metro se quedaba como única opción y esto le convertía en un peligroso invernadero de COVID porque la distancia necesaria no se cumplía ni por el forro.

"En fin, el Gobierno, el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma se han echado la culpa unos a otros como acostumbran, pero eso, ¡qué curioso!, no ha mejorado nuestra movilidad"

Además, las aceras estaban, están en realidad, con treinta centímetros de nieve convertida en hielo, con lo que hay que caminar por la calzada esquivando a los coches y sin dejar de mirar al suelo por las placas de hielo transparente que son traidoras y numerosas. Vale, pues dicho todo esto y recordándote que no tengo una edad, que tengo dos, este cura ha tenido que caminar ocho kilómetros ida y ocho de vuelta en estas penosas condiciones para ir a trabajar.

Creo que no hay que mencionar que, además del frío que he pasado he terminado mis jornadas con mas cansancio de lo habitual, pero, no hay mal que por bien no venga, si mañana jugara un torneo de dieciocho hoyos lo andaría sin problemas y sin perder efectividad por el cansancio.

Pero claro, con los campos como están no hay torneo que valga, así que no encuentro manera de destacar una faceta positiva ni esforzándome en ello. Por Dios, vale ya de este martirio y dicen que la semana que viene va a llover, lo que disolverá el hielo. Lo malo es que tengo la zodiac en la playa…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios