elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

¿Un año en blanco?

jueves 31 de diciembre de 2020, 19:04h

Por fin damos carpetazo al 2020, probablemente el peor año que, hasta el momento, haya vivido nuestra generación.

Un año complicado de narices, en el que algo o alguien ha puesto a prueba nuestra paciencia, nuestra capacidad de sorpresa y nuestra resiliencia. Cerramos por fin un año que arrancaba como el más prometedor de las últimas décadas, el año de las oportunidades llegaba como un rayo de luz que se apagó tan solo tres meses después, dejándonos en la oscuridad más absoluta en todos los aspectos.

"Sin embargo, ahora que echamos la vista atrás y, sin olvidar el dolor de los que nos han dejado, creo que hay que resaltar lo positivo, que también lo ha habido"

Queda muy bonito hablar de lo que hemos aprendido en este año, el valor de un abrazo, lo efímero que es todo lo que nos rodea, la importancia de la familia y de las pequeñas cosas, pero es cierto que esta situación nos ha demostrado que no hay que cejar en nuestro empeño y seguir apostando por aquello en lo que creemos. Y creemos en el mundo del golf.

"El golf se ha consolidado como un deporte seguro, que se puede practicar sin tempo a contagiarse siempre manteniendo la prudencia y los protocolos que nos exigen"

Gracias a ello hemos podido disfrutar de los mejores torneos de cada calendario, algunos de ellos en España, aprendiendo de los que han ido abriendo puertas y adaptando todos los protocolos de seguridad. Es cierto que hemos echado de menos al público y que ver un Grande sin público animando, no es lo mismo, pero al menos se han podido celebrar y hemos disfrutado de ellos.

Lo que sí se ha demostrado es que al golf no hay quien lo pare, y precisamente es el que nos ha traído una de las mayores alegrías del año: la confirmación de la celebración de la Solheim Cup en España en 2023, un evento que ha sido un rayo de luz en mitad de la oscuridad e inseguridad en la que estábamos metidos, así como la celebración de próximos torneos en España, tanto masculinos como femeninos, para los próximos años. Así que no, no ha sido un año en blanco.

No queda otra que recuperarse de este año, y mirar al futuro valorando el esfuerzo y el grandísimo trabajo que hay en cada torneo de golf, ya sea profesional o amateur, y agradeciendo a todos los que los hacen posible.

Así que le decimos un ADIÓS con mayúsculas a este año que, aunque nos pese, será inolvidable, pero démosle la vuelta y recordémoslo por las cosas buenas que nos ha dejado, que las hay.

FELIZ AÑO NUEVO

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios