elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Arrima el hombro

jueves 26 de marzo de 2020, 12:14h

Después de mucho leer y un montón de estímulos que se presentan por todos los medios a nuestro alcance, hoy me he encontrado un comentario que ya me ha cansado.

Tenemos una situación complicada y en la que a todos nos toca arrimar el hombro para que, en la medida de nuestras posibilidades, contribuyamos a que nuestra maltrecha economía y la red empresarial se resientan un poquito menos.

El otro día oía al presidente de la Asociación de Pymes pidiéndonos, en la medida posible que, cuotas por servicios contratados (gimnasios, actividades, clubes de ocio...) sigamos, si nuestra economía familiar lo permite, abonando esas pequeñas cuotas para evitar que a esos pequeños empresarios se les añada una preocupación más, aparte de los impuestos, módulos, alquileres, créditos... que ya tienen que hacer frente, que nos impliquemos y les compliquemos con esas devoluciones o bajas que puede ser lo que les separe de seguir abiertos cuando esto se normalice o que tengan que bajar el cierre.

Sirva como ejemplo el de mi mujer, que lleva 6 meses en CrossFit y mientras dure este periodo de confinamiento no puede acudir al Box y a cambio, su monitor, está subiendo todos lis días unos entrenamientos adaptados a los objetos del hogar para no perder ese ritmo y, además, en vez de ir 2 veces en semana, puede realizarlo de lunes a sábado con clases diferentes. Eso es a lo que me refiero con arrimar el hombro.

Hoy he leído, que es lo que desencadena este correo, que hablan de la devolución de la cuota de la licencia de golf, un golpe muy duro a la línea de recuperación de nuestro deporte en el que se empezaban a ver algún brote verde.

Ahora mismo, aunque todos los campos están cerrados muchos han tenido que aplicar un ERTE. Ellos siguen trabajando en el mantenimiento, segando, pinchando... preocupándose para que nos encontremos nuestros campos en perfectas condiciones para cuando podamos volver.

Así que, antes de que la palabra devolver o reclamar y cuota nos pase por la cabeza de los federados de golf, piensa en los posibles daños colaterales que puede acarrear esa medida. Siempre y cuando no sea un impedimento para que puedas comer todos los días, haz un pequeño esfuerzo y arrima el hombro que después estoy seguro que recogerás ese gesto, aunque solo sea en espíritu.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios