elperiodigolf.madridiario.es

Sexta victoria del irlandés

Shane Lowry, el acierto de elegir el golf al fútbol gaélico

Shane Lowry, el acierto de elegir el golf al fútbol gaélico

domingo 21 de julio de 2019, 19:10h

Hace tres años, en 2016, Shane Lowry era ya un jugador respetado, con tres victorias en el Tour Europeo y una en el PGA Championship.

Afortunadamente para este deporte, con 13 años Lowry siguió los pasos de sus tíos a los que le gustaba más el golf que la afición de su padre, el fútbol gaélico del que llegó a ser una estrella nacional.

A los 14, tras un año jugando en el Esker Hills Golf Club, ya era hándicap 12 y con 15 casi jugador scratch con lo que el fútbol gálico pasó, afortunadamente, a un segundo plano a pesar del empeño de su padre que hoy disfrutó como nadie en Royal Portrush del triunfo de su hijo y alegrándose al máximo de que con 13 años prefiriera los swings elegantes del golf a la rudeza del fútbol gaélico.

En 2009, hace ahora diez años, dio el salto al profesionalismo y aunque sus comienzos no fueron muy buenos -falló el corte en sus tres primeros torneos- en el cuatro que jugó, el Open de Francia, pasó el corte y terminó quincuagésimo ganando sus primeros euros como pro del golf.

Pero sin duda, ha sido este The Open su torneo más especial. Lowry, de 32 años, ha vivido un The Open Championship muy singular, rodeado de su gente, de su familia, de sus amigos y de más de 250.000 enfervorizados espectadores que lo han dado todo por él.

Quizá por eso, por jugar en casa, haya brillado tanto su juego y haya superado sus mejores participaciones en los grandes, el segundo puesto del US Open de 2016, el noveno del The Open en 2014, el octavo del PGA Championship en 2019 y la trigésimo novena plaza del The Masters en 2016.

Además, se ha convertido en el quinto irlandés en ganar este torneo tras los títulos logrados por Fred Daly en 1947, por Harrington en 2007 y 2008, por Clarke en 2001 y por McIlroy en 2014.

Ahora, podrá llevarse la famosa Jarra de Clarete a casa y tenerla allí un año y presumir de haber ganado su primer Major, algo que no pudo hacer en 2016, en Oakmont (EEUU), cuando a falta de una jornada lideraba la clasificación del US Open con cuatro golpes de ventaja, como hoy, sobre Dustin Johnson.

Al final Lowry, que parecía que tenía el título en el bolsillo, lo perdió pero hoy, a pesar del mal tiempo, de la lluvia y el frío, Shane estaba en casa y jugó de nuevo de maravilla para ganar un nuevo título que sumar a un palmarés que hasta hoy contaba con cuatro victorias en el European Tour (Irish Open 2009, Portugal Masters 2012, Bridgestone Invitational, 2015 y HSBC Championship 2019) y una en Estados Unidos (Fedex St. Jude Invitational de 2015).

Tras este triunfo, su trigésima tercera plaza en el Ranking Mundial y su cuarta en la Race to Dubai son ya pasado. Ahora Lowry forma parte viva de la historia de este deporte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Elperiodigolf

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.