elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Gran finde

Por Guillermo Artola
martes 06 de marzo de 2018, 17:29h

Los Campeonatos del Mundo de Golf nacieron hace ya unos años como una especie de réplica a los Grandes sin mucho sabor, sin la entidad que el nombre parecía exigir.

Con los años, los puntos que suponen para las clasificaciones mundial, de la Fedex y del resto de los circuitos y, sobre todo, con la pastaza de premios que reparten, la verdad es que se han consolidado y han ganado cuerpo. Pues bien, el Campeonato del Mundo jugado en México la semana pasada ha resultado ser muy entretenido, muy competido y con muchos posibles ganadores provenientes de todas las esquinas del globo.

Cuatro españoles presentes y cuatro buenos papeles, con Rafa Cabrera a un golpe de entrar en el “play off” por el título y tercero empatado, Sergio García séptimo empatado y Jon Rahm y Jorge Campillo también colocados, el primero en el puesto vigésimo y el segundo en el vigésimo séptimo.

Pero por más que nos guste el protagonismo de los nuestros, lo verdaderamente importante de este Campeonato fue la vuelta de Phil Mickelson. Tras más de cinco años sin ganar, el zurdo se coló en el desempate con Justin Thomas, un especialista en cuartas jornadas y que lleva toda la temporada pasada y lo que va de ésta siendo intratable.

El chaval había metido la bola desde el medio de la calle para conseguir “eagle” y ponerse en menos dieciséis, y se fue a esperar que acabaran los últimos partidos con esa cara que permanentemente exhibe de tener algo maloliente en el labio superior, justo debajo de la nariz. Ya sé que no es culpa suya, que seguramente no refleja lo que pasa por su mente, pero alguien debería obligarle a ensayar ante un espejo lo que es una sonrisa de compromiso, sin necesidad de dislocarse la mandíbula. En fin, se jugaron la primera plaza final en el hoyo diecisiete, un par tres en el que Phil la puso en “green” y, aunque no hizo el dos, vio como Justin hacía cuatro y él se llevaba el título con todo merecimiento.

Tal vez el final del torneo regular fue más excitante en el caso de Thomas, pero todo el mundo, y me incluyo, quería ver ganar de nuevo a Mickelson, y eso es lo que ocurrió. Felicidades, Phil, y otro más que se suma a la nómina de firmes aspirantes al Masters en cinco semanas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios