elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Capitana Mathew

lunes 25 de septiembre de 2017, 14:24h

Ya tenemos capitana para el equipo europeo de la próxima Solheim Cup que se disputará en septiembre del 2019: la escocesa Catriona Matthew, que tratará de recuperar en su casa, Gleneagles, la copa que en las pasadas dos ediciones nos han arrebatado las norteamericanas y que tanto ansiamos que nos devuelvan, y para ello nos las traemos a la cuna del golf, a Escocia.

La verdad es que tras la última edición disputada en Estados Unidos con la grandísima Annika Sorenstam al mando del equipo, flanqueada por Marta Figueras-Dotti y la escocesa, parecía que la sueca, la mejor golfista de todos los tiempos, repetiría capitanía, o incluso nos hacíamos ilusiones de que Marta fuese una de las candidatas… eso ya llegará. Pero es de ley que, en Escocia, donde todo esto empezó, sea una lugareña la que tome las riendas. Y vaya si las tomará.

Catriona no es de las que se queda parada. Se remanga y tira "p’adelante" con todo lo que venga, y suele salir airosa. Ya lo demostró en el año 2009 cuando, embarazada de 7 meses de su segunda hija, con un buen bombo no sólo no dejó de competir sino que ganó nada más y nada menos que el Open Británico. También en la última Solheim cuando Susanne Pettersen tuvo que retirarse en el último momento del equipo por una lesión, y no dudó, siguiendo órdenes y petición de la capitana, en ocupar su lugar y ganar todos los puntos que se le habían encomendado.

A mi me suena a Huracán Catriona, o la Teniente Mathhew, la verdad, es una mujer de tomo y lomo y creo que lo puede hacer muy bien. Experiencia no le falta, pues además de sus victorias internacionales, ha participado en ocho ediciones de la Solheim: la primera fue en el año 1998, y desde el 2003 se ha clasificado cada año para formar parte del equipo, unas veces victorioso y otras no. Además, cae bien entre las jugadoras, y ese aspecto es fundamental a la hora de creas ambiente de equipo, algo de lo que suelen carecer las americanas, y de lo que pueden presumir las europeas.

Pasión y carácter no le va a faltar a este equipo que empieza a formarse desde ya. Empieza la cuenta atrás. Hay que hacer méritos y ganar torneos con el objetivo de formar parte de ese equipo que viene con hambre de victoria y, arropados por Catriona, tiene muchas posibilidades de lograrla. Ahora, todas a sus puestos y que en la próxima edición vuelva a haber una buena representación española para aupar al equipo a la victoria, como saben hacer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios