elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Al final del camino

martes 19 de septiembre de 2017, 11:15h

Estamos llegando al final de la temporada en el Circuito Americano, y no podemos quejarnos del comportamiento de los nuestros, que han ganado, el Masters por ejemplo, y que en dos de tres casos jugarán la semana próxima el Tour Championship, la auténtica final del Circuito.

Rafa Cabrera Bello se ha quedado fuera, pero no puede decirse que haya tenido una mala temporada. Muy al contrario, se ha hecho un hueco entre los mejores y no dudo de que el año próximo tocará pelo al otro lado del charco como ya lo hizo en las Islas Británicas hace unos meses.

Mejor aún ha sido la temporada de Sergio, que por fin ha mojado en los Grandes. Habiéndose quitado de encima el título de mejor jugador del Mundo que no ha ganado un Grande, Sergio llega a todo lo que juega con la tranquilidad del que no tiene nada que demostrar, y que además lo sabe. Hasta su chaqueta verde parecía que el único a quien no le constaba esto era al propio Sergio, pero ya es agua pasada y una muestra puede ser su comportamiento en el Hoyo 18 del domingo pasado, donde un dominio de las reglas y de los nervios fuera de lo normal le permitió un dropaje que al noventa y nueve por ciento de los jugadores de golf, profesionales o no, ni se nos habría ocurrido que era posible. Consiguió así el par en el hoyo setenta y dos del BMW Championship y clasificarse para la final del Circuito a la que sólo tienen acceso los treinta mejores.

Y el que se ha salido en estos “play off” como lleva haciéndolo durante toda la temporada es Jon Rahm, que se ha mantenido en los puestos de cabeza en todos ellos y ha conseguido llegar al Tour Championship como quinto de la Fedex Cup, con lo que esto significa.

Si no estoy mal informado, cualquiera de los que juegan la final en East Lake, el campo de Atlanta en el que aprendió a jugar Bobby Jones, cualquiera, digo, puede ganar la Fedex, lo que supone una bonita Copa y algún dinerillo. Pero claro, para que gane el que va en el puesto vigésimo tienen que darse unos resultados prácticamente imposibles. Sin embargo, cualquiera de los cinco primeros se lleva los diez millones si gana el torneo, independientemente de lo que hagan los demás, y Rahm ha sabido mantenerse quinto. Le deseamos lo mejor, y estaremos muy atentos el próximo fin de semana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios