elperiodigolf.madridiario.es
Opel-GT-Concept
Ampliar
Opel-GT-Concept

Así serán los deportivos del futuro

Por Gaceta del Motor
viernes 29 de enero de 2016, 12:10h
En el transcurso del próximo Salón de Ginebra (del 3 al 13 de marzo de 2016), Opel dará a conocer el Concepto Opel GT, un prototipo de corte deportivo que marcará la tendencia a seguir por la marca alemana sobre los los futuros modelos más racing. Se trata de un pura sangre con motor central delantero, tracción trasera y según el fabricante, descendiente directo del Opel GT y del concepto Monza. Pero el deportivo es al mismo tiempo innovador y clásico, renunciando a todo lo que pueda perturbar las formas puras. No tiene manillas en las puertas, ni retrovisores exteriores o limpiaparabrisas.
El concepto Opel GT seguirá los pasos del famoso Opel Experimental GT en Ginebra. En 1965, sólo un año después de la inauguración del primer estudio de diseño de un fabricante europeo, Opel presentó en el Salón de Frankfurt este afilado y expresivo coupé, con la fiable tecnología del Kadett B. Sin embargo, no fue innovador sólo por ser el primer coche de concepto presentado por un fabricante europeo, si no que el GT deslumbró con innovaciones como sus faros delanteros escamoteables y por mostrar una forma esbelta junto con unas perfectas proporciones sin ninguna decoración innecesaria. El concepto realizado sin compromisos por Erhard Schnell sólo buscaba una cosa: hacer una declaración de diseño. La reacción del público fue tan apabullante que el Opel GT de producción llegó a los concesionarios sólo tres años después. El resto es historia, la historia de un gran éxito y de un automóvil emblemático.

Ahora, el concepto Opel GT muestra una vez más el espíritu pionero de Opel. Una dinámica máquina para conducir que desde el principio queda simbolizada por la característica línea roja que proporciona la carrocería del vehículo y la divide horizontalmente. Las singulares ruedas delanteras en color rojo, montadas sobre llantas con un atrevido diseño inspiradas en un monopatín, evocan a las de la motocicleta Opel Motoclub 500, que también fue innovadora en su tiempo y lucía con orgullo, en 1928, dos ruedas rojas. Aparte de eso, el concepto GT no tiene demasiados vínculos con el pasado. El largo capó, la ausencia de una tapa del maletero, el doble escape central y, por supuesto, el nombre, hacen recordar al GT original. A partir de ahí, el concepto GT es independiente sin ninguna reminiscencia retro en su diseño.

Una innovación clave del concepto Opel GT son las grandes puertas con las ventanillas laterales integradas que muestra una transición sin fisuras entre el cristal y las zonas pintadas. Tanto el conductor como el acompañante pueden acceder al sorprendentemente amplio interior simplemente tocando el “touchpad” (panel táctil) de las puertas eléctricas que está integrado en la característica línea roja del techo. Incluso los conductores de mayor estatura tendrán suficiente espacio en el interior.

Las puertas se “sumergen” considerablemente en los pasos de rueda delanteros al abrirse. Estos montantes que ahorran espacio y están patentados permiten un gran ángulo de apertura, especialmente en plazas de aparcamiento estrechas. El deportivo compacto está, de esta forma, especialmente optimizado para su uso en zonas urbanas. Y dos cámaras montadas tras los pasos de ruedas aseguran una buena visión al circular por ciudad. Transmiten sus imágenes a sendos monitores colocados a derecha e izquierda del habitáculo con lo que los espejos retrovisores exteriores con ángulos muertos tienen los días contados. El parabrisas se continúa con un techo panorámico de cristal, permitiendo a los ocupantes disfrutar de una experiencia de conducción similar a la que tendrían con un techo Targa desmontable.

Por otro lado, el afilado capó desvela el motor del concepto GT: al igual que en el Opel GT original y en el icónico deportivo americano Corvette – fabricado también por GM – el motor está colocado en posición central delantera. De esta forma, el centro de gravedad del vehículo se sitúa muy bajo y centrado, algo ideal para un comportamiento dinámico y excelente en curvas. El concepto Opel GT tiene un potente motor de tres cilindros, con 1.0 litros de cubicaje y turbocompresor, basado en el moderno motor completamente de aluminio que se utiliza en el ADAM, el Corsa y el Astra. Este eficiente motor de gasolina y alta tecnología desarrolla 145 CV con un par máximo de 205 Nm en su faceta deportiva (los datos de consumos y emisiones del concepto GT no están aún disponibles).

El motor turbo envía su potencia a las ruedas traseras a través de una caja de cambios secuencial de seis velocidades que se maneja con las levas del volante. Así, el concepto Opel GT ofrece la tracción trasera tan apreciada por los amantes de los deportivos puros. Las prestaciones de este biplaza, con un peso total por debajo de los 1.000 kilos, también se corresponden. Y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 215 km/h.

Otro elemento destacado del concepto Opel GT son los faros delanteros con los indicadores de dirección integrados. Gracias a la ultra moderna tecnología de proyección, éstos brillan con efecto de tres dimensiones. La próxima generación de sistemas adaptativos LED es, evidentemente, el complemento perfecto a esta tecnología. El sistema de iluminación matricial IntelliLux LED de Opel, que permite circular con las luces largas sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía, se presentó ya en el nuevo Astra en 2015 y con el concepto Opel GT también se verá la presentación del siguiente paso en el desarrollo de este sistema inteligente. El diseño de los faros se complementa con el diseño en tres dimensiones de los pilotos traseros, lo que hace que el nuevo GT sea reconocible por la noche.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas


+

0 comentarios