elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Un gran final de temporada

Por Guillermo Artola
miércoles 08 de noviembre de 2017, 11:19h

Apasionante es la palabra que define el final del Open de Turquía que se ha jugado este fin de semana en el Circuito Europeo. Hubo cuatro jugadores que pudieron ganarlo y, al final, se lo llevó el mismo que el fin de semana pasado, Justin Rose, que está teniendo un final de temporada como para recordarlo tatuándoselo en la espalda.

Con estas dos victorias se ha puesto segundo en la Carrera a Dubai desbancando a Sergio García, y queda el Nedbank Golf Challenge en Sudáfrica y el propio DP World Tour Championship en Dubai para decidirlo todo. En estas dos citas se pelearán Tommy Fleetwood, el propio Rose, García y Rahm por lo menos, que quizás se apunte alguno más. No recuerdo un final de temporada europea más competido, y es para felicitarse por ello, pues sin haber acabado de salir completamente de la crisis demuestra que es un Circuito fantástico y que atrae a muchos de los mejores jugadores del mundo.

Hablando de esto, por enésima vez Tiger Woods anuncia su vuelta a un torneo de competición, más concretamente al Hero World Challenge en el que él mismo hace de anfitrión. Tras su última operación de espalda y muchos meses en el dique seco, seco en lo que a golf se refiere porque cuando le detuvieron yendo al volante no está claro si iba seco del todo, parece que se cree capaz de competir de verdad y aguantar cuatro días de verdadero esfuerzo.

Yo no sé si le creo, aunque me gustaría verle volver, pero parece curioso que vaya a hacerlo justo en el torneo que se asocia a su nombre, como si el patrocinador le exigiera algo. Es mucho decir, lo sé, pero lleva ya unas cuantas tentativas fallidas y no quiero hacerme muchas ilusiones. Si volviera de verdad y lo hiciera bien, no digo ya que ganara, pero sí que jugara decentemente, sería una buena noticia para el golf y para el deporte en general. Es siempre triste ver a auténticos genios de cualquier actividad convertidos en parodias de sí mismos y arrastrándose por esos campos de Dios. En fin, no espero que Tiger vuelva a ser el que fue y domine de nuevo el golf mundial, pero me gustaría que se le arreglara un poco la vida y el físico, y gozara al menos una fracción de lo que nos hizo disfrutar a los aficionados durante tantos años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios