elperiodigolf.madridiario.es

Ryder Cup

Paul McGingey
Paul McGingey

McGinley: "Ha sido una decisión muy difícil"

martes 02 de septiembre de 2014, 14:36h
Ya lo había anunciado el capitán del equipo europeo para la Ryder. Paul McIngley sabía que iba a ser una decisión complicada pero al final sólo podía quedarse con tres jugadores. "Ha sido muy difícil", asegura, pero ahora quiere centrarse en "los 12 jugadores del equipo para retener la Ryder".

Es el día más duro para un capitán. No tanto elegir a los tres jugadores que faltaban sino dejar fuera a otros que también han hecho méritos. Paul McGinley se ha decidido por Gallacher, Poulter y Westwood, y ha reconocido que una de las decisiones más complicadas ha sido la de no llamar a Luke Donald. "Donald y Westwood son dos números uno, y es difícil dejar a uno de los dos fuera", ha dicho.

El capitán europea ha asegurado que "la decisión de incluir a Gallacher, Poulter y Westwood en el equipo no ha sido fácil, pero sí muy meditada y consensuada con los dos vicecapitanes, Des Smyth y Sam Torrance, que me han ayudado y aconsejado en todo momento. Llamar a los jugadores para decirles que no iban a formar parte del equipo ha sido lo más difícil y duro desde que me nombraron capitán. He tratado de ponerme en el lugar de quienes estaban cerca y tenían alguna posibilidad de clasificarse y les he explicado mi punto de vista. Tengo un gran equipo del que todos debemos sentirnos muy orgullosos. Stephen Gallacher me demostró la semana pasada que en él hay madera de jugador Ryder, su actuación bajo enorme presión fue impresionante; qué decir de Ian Poulter, su pasión es total y no puedo imaginarme un equipo sin él; para Lee Westwood ésta será su novena participación consecutiva, ha sido esencial en el éxito dela Ryder Cup y, últimamente, ha dado muestras de encontrarse en buena forma de juego. En los próximos días anunciaré el equipo asesor al completo".

También lo ha sentido por Francesco Molinari o Joost Luiten, que estaban con posibilidades pero que al final se han quedado fuera. Una vez pasado el trance de desechar a grandes jugadores, Paul McIngley ya quiere centrarse en la competición. "Tenemos 12 jugadores extraordinarios y un equipo fuerte que deberá pelear con otro equipo también muy fuerte, pero estamos preparados".

Ahora ya las miradas están puestas en el 26 de septiembre en Gleneagles, comienzo de la 40 edición de la Ryder y donde Europa intentará seguir con su dominio en este siglo, donde sólo ha erdido la edición de 2008.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios