elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Guillermo Salmerón
Guillermo Salmerón

¿Blanco, negro o gris?

lunes 23 de septiembre de 2013, 11:21h

Tras la finalización de la FedEx Cup y a falta de la Presidents Cup es hora de valorar la campaña del actual número uno del mundo, Tiger Woods. Para cualquier mortal ganar cinco torneos en la PGA y mantener ese número uno mundial sería algo excepcional pero para él, seguro que el 2013 no ha sido una gran temporada.

O sí. Tiger dice que cinco victorias son un gran bagaje pero seguro que en su interior piensa que el haber pasado otro año sin ganar un Major es un lastre demasiado pesado para quien lleva 14 Majors ganados desde que comenzó su carrera profesional.

Uno de los grandes objetivos del californiano en esta etapa de su carrera profesional es alcanzar a Nicklaus pero, visto lo visto desde 2008, parece, cuando menos complicado, aunque el propio Nicklaus -lo hemos podido leer en Elperiodigolf- asegure que "a Tiger le quedan como mínimo diez años de competición al máximo nivel y que en esos diez años juagrá 40 Majors más con lo que ganar cinco no parece complicado para un hombre como Woods".

Pero las cifras cantan y si en los últimos 16 no ha rascado bola pensar que a partir de 2014 y hasta 2024 puede ganar cinco resulta cuando menos complicado. Es cierto que Tiger tiene calidad de sobra para hacerlo pero también es cierto que las victorias de Tiger este año se han producido en campos que conoce a la perfección, donde ya antes ha ganado muchas veces y donde se encuentra como pez en el agua. Además, ¿quién se atreve a asegurar que Woods va a estar jugando diez años más?

Para él su temporada ha tenido también cinco fracasos importantes como esos cinco Majors yel no haber ganado habiendo terminado segundo antes de la gran final de la FedEx Cup. Sus últimos torneos en los Play-Offs han dejado mucho que desear y como el mismo ha dicho "ha llegado seco a este último tramo de la temporada.

En el otro lado de la balanza, suma un número uno del mundo muy consistente, 8.553.000 dólares en ganancias, cinco torneos ganados -El Brigestone. el The Players Championship, el Arnold Plamer Invitational, el Cadillac Championship y el Farmers Insurance Open- ningún corte fallado en Estados Unidos, 16 torneos jugados con 8 Top-ten, 10 Top 25 y seis clasificaciones estadísticas como líder.

Es cierto que muchos dirán que ha tenido una gran temporada, otros que no tan buena y algunos que hasta mala, siendo el protagonista quién es y teniendo en cuenta esa falta de títulos mayores. Las cosas no son ni blancas ni negras y muchas veces en el gris está el término medio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios