elperiodigolf.madridiario.es

Escuela PGA Latinoamericana

Balmaseda:"Voy a quemar mi último cartucho"

Del 12 al 15 de febrero Carlos Balmaseda intentará el más difícil todavía y jugará en Miami la Escuela de Calificación del PGA Latinoamericano

viernes 25 de enero de 2013, 00:00h
No tuvo suerte en su intentona de conseguir, como lo hizo hace dos años el extremeño Javi Colomo, la tarjeta del Asian Tour. Sin apenas torneos que jugar en España y con la sola opción de disputar el Alps en 2013, Carlos Balmaseda cruzará el charco e intentará entrar en el PGA Latinoamericano. En juego 40 plazas para 300 jugadores. Así nos explica Carlos su última posibilidad de jugar al máximo nivel.
Otro exámen más. Cuarenta plazas para 300 candidatos ¿Es difícil jugar sólo pensando en el resultado no?

Desde luego que si. Casi imposible. Intentas jugar relajado y con ilusión pero la realidad es que en cuanto pisas el campo empiezas a pensar lo mucho que te estás jugando, las posibilidades reales que tienes, como estás - no sólo de forma sino de cabeza- y cada vez es más complicado.

Tu último exámen fue en la escuela del Asian Tour. ¿Qué balance has sacado de esos días?

Llegué con mucha ilusión, después de haber trabajado mucho y siendo consciente de lo que me jugaba pero, como te digo, enseguida te empiezas a presionar por conseguir buenos resultados y cuando estos no llegan es desesperante.

¿Y ahora?

Ahora cruzo el charco y me voy a Miami donde disputaré la Escuela del Tour de la PGA Latinoamerica. Son 15 torneos de 150.000 dólares cada uno y una opción de seguir jugando, trabajando y viviendo de este deporte ya que en España apenas hay posibilidades ya. La cosa está muy complicada, voy a quemar mi último cartucho.

Imagino que otra vez será casi imposible.

Va a ser difícil. Hay 300 jugadores inscritos en dos sedes, en Perú y en Estados Unidos, en Miami. Yo ya he legido la de Miami. El torneo empezará el 12 de febrero y termina el 15. Espero jugar bien y sacar una de las 20 plazas que habrá en juego en Miami, pero como en el Asian Tour y en Tailandia, las cosas están muy complicadas.

Pero no más difíciles que aquí.

Desde luego. La situación está muy complicada, casi imposible diría yo. No hay circuitos ni torneos profesionales, los patrocinadores se van cayendo y las oportunidades para jugar cada vez son menos. Ni siquiera hay alumnos para poder dar clases. Las salidas cada vez son menos.

¿3.000 euros es una apuesta arriesgada o necesaria? 


Es lo que me cuesta el viaje, el alojamiento y la cuota de inscripción en un torneo como este. No hay otra. Riesgo hay de perderlos pero si sale bien es un balón de oxígeno para mi y mi familia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios