elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Aspirante García

sábado 10 de octubre de 2020, 18:27h

Cuando llegó el domingo del Masters de 2017 Sergio García nos dio uno de los alegrones de nuestra vida golfística.

Llevábamos al menos tantos años como él esperando su primera victoria en un Grande y por fin llegó. Pudimos ver que la chaqueta verde no le quedaba grande ni pequeña, respiramos a placer como él mismo y su familia, y comprobamos lo que llevábamos años afirmando, que es bueno, que es muy bueno, que es como pan recién hecho.

Sergio le pega al driver cómo si fuera lo último que tiene que hacer. Con los hierros consigue unos impactos que, si estás cerca, no puedes creer el sonido y el vuelo de la bola que produce. Desde los alrededores de “green” y saliendo de “bunker” no tiene nada que envidiarle a sus compañeros del Tour y, por último, cuando deja la bola en un radio de dos metros mete tantas como cualquiera.

Además resulta que ha encontrado un método que le funciona, lo de cerrar los ojos en el “swing” en que golpea y por eso ha ganado este domingo como si estuviera escrito por adelantado en las páginas de la historia.

Y ha vuelto a darnos una alegría grande porque llevaba un par de temporadas en las que no mojaba en América, y García nos tenía acostumbrados a ganar al menos una vez al año al otro lado del charco. Ahora ha hecho borrón y cuenta nueva y vuelve a estar entre los primeros cincuenta del mundo, concretamente en la cuadragésima cuarta posición.

No le hacía falta para poder jugar el Masters que se disputará dentro de cinco semanas en Augusta porque es antiguo ganador, pero sí es verdad que llegará a esta cita con una confianza mayor en su juego y el resto de los jugadores le mirarán de otro modo que si no hubiera dado la campanada.

Ya sabemos que en el deporte, en general, vales lo que tu último resultado, pero esto es menos acusado en golf por su indudable dificultad y como muestra vale el botón de un Tiger Woods que llevaba años desaparecido y se calzó la quinta chaqueta en la última edición disputada en las fechas normales, la de 2019. Vale, pues creo que nadie dudará de que Tiger podría ganar la próxima y, por tanto, nadie debería dudar tampoco de que otro de los serios aspirantes es Sergio García. Cinco semanas, ya digo…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios