elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Vencer al virus

miércoles 13 de mayo de 2020, 16:24h

La semana pasada hablábamos de que, por primera vez desde el comienzo de la cuarentena, un español había vuelto a jugar al golf en un campo canario. Nos limpiábamos las babas que nos caían por las comisuras de los labios y aguantábamos como unos machotes.

Esta semana en la que estamos se va a jugar un torneo de golf femenino en Corea del Sur, la actual Meca de nuestro deporte en su rama femenina, y espero que así ocurra porque, también hoy, se ha sabido que han tenido una recaída en este país debido a unas discotecas, bares de copas o algo por el estilo.

Por lo pronto, en España nos hemos quedado sin la Fase 1 unos ciento cuarenta mil federados que vivimos en Comunidades que no han superado el paso de fase. Espero que a poco tardar las condiciones sea tan buenas como para que nuestras ciudades merezcan pasar a esta Fase y lo hagamos justamente por esto, porque todo vaya bien y la lógica impere. No me gustaría que una vez más las presiones políticas tuvieran más fuerza que la opinión puramente científica.

Eso sí, habrá que ver a qué campos se puede acceder con las condiciones de medio confinamiento que la mencionada Fase 1 conlleva. Si no estoy equivocado sólo se puede viajar a la segunda residencia si está en la misma provincia.

Lo que no sé es cómo va a poder la Policía o la Guardia Civil de Tráfico discernir si yo voy a jugar, por ejemplo, a La Herrería en San Lorenzo de el Escorial o estoy poniéndome en viaje simplemente con llevar los palos y unos zapatos en el maletero

Al final podemos darle muchas vueltas y recrearnos en nuestra desgracia, pero la verdad, sólo hay que querer entender lo que pasa y hacer lo que hay que hacer. Los manejos que están intentando llevar a cabo alguno de los presidentes de las Comunidades serán de mucho efecto electoral, pero sanitariamente son eso que no quiero decir por la radio.

Cuando juegas al golf hay que meter los “putts”. Puedes dar golpes de salida de trescientos metros, hierros largos de increíble precisión y “chips” dignos de Mickelson. Si luego das siete golpes en el “green”, dedícate al parchís en pista cubierta. Pues eso, las consecuencias económicas son el juego largo. Lo importante de verdad, el “putt”, es vencer al virus.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios