elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Raro, raro, raro

martes 04 de junio de 2019, 11:50h

Casi podemos decir que este fin de semana ha sido destacado para el golf español porque no hemos estado cerca de ganar nada importante. Hubo un par de jornadas en el U. S. Open femenino en que las nuestras, Azahara Muñoz y Carlota Ciganda estuvieron ahí, en el segundo escalón de las posibles ganadoras.

Al final se quedaron atrás, más la malagueña que la navarra, y dejaron los puestos delanteros para unas pocas americanas, unas coreanas y alguna china y japonesa. La ganadora final fue una tal Lee, coreana, que ha añadido un seis a su nombre para intentar distinguirse de otras cinco Lee coreanas anteriores a ella. Claro, es como si tuviéramos un jugador español muy importante llamado, por ejemplo, García…

En el circuito europeo Adrián Otaegui no pudo defender el título que ganó hace un año, y sólo Gonzalo Fernández Castaño estuvo verdaderamente arriba, pero al final no puede decirse que los nuestros tuvieran una actuación destacada.

Mientas tanto, en el Memorial jugado en el campo de Jack Nicklaus hemos visto un torneo muy entretenido, con un toma y daca entre Martin Kaymer y Adam Scott que parecía que iba a decidir el ganador final y eso hubiéramos dicho hasta la última jornada. Pero esto es golf, y el domingo Patrick Cantlay se levantó con la mano tonta y con un ocho bajo par pasó por encima a los dos protagonistas del campeonato hasta ese momento.

No es que Kaymer se derrumbara, que no lo hizo, pero con una vuelta de par no pudo oponerse al juego del americano. Adam Scott, por su parte, hizo un cuatro abajo, pero tampoco fue suficiente, aunque hay que reconocer que verle jugar es un privilegio. El “swing” del australiano es impresionante, su golpe de “drive” te deja con la boca abierta, con los hierros suele mostrarse muy preciso y sólo el puñetero “putt” impide que este muchacho gane más frecuentemente y tenga más Grandes en su vitrina.

Aún así, con ese palo más corto de la bolsa rebelándose, no tengo duda de que Scott ha de ganar muchos más torneos y alguno de ellos muy importante, y lo digo porque el juego de “tee” a “green” es impecable, y lo de meterla en el hoyo ya sabemos que cambia de un día para otro. El día que se levante él con la mano tonta…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios