elperiodigolf.madridiario.es

Saltire Energy Paul Lawrie Match Play

Gran triunfo de Adrián Otaegui: 'He tenido que pelear duro para conseguir esta victoria'

Gran triunfo de Adrián Otaegui: "He tenido que pelear duro para conseguir esta victoria"

domingo 20 de agosto de 2017, 21:23h

Adrián Otaegui ha estrenado su palmarés en el Tour Europeo al proclamarse campeón del Saltire Energy Paul Lawrie Match Play, disputado en el Golf Resort Bad Griesbach, en Alemania, donde ha protagonizado una gran remontada al derrotar por 2&1 al alemán Marcel Siem, que dominó el partido durante los primeros nueve hoyos. En semifinales tuvo que deshacerse de su amigo Alejandro Cañizares por 6&5.

La victoria del guipuzcoano es el noveno triunfo del golf español en lo que va de temporada, entre el Circuito Europeo y el PGA Tour. Otaegui sumó su primer título en el Circuito Europeo en un año que está siendo propicio para los españoles, con dos victorias de Sergio García, otras dos de Jon Rahm, una de Álvaro Quirós y otra de Rafa Cabrera Bello. Antes de ésta, llegaron los triunfos de Sergio García en el Omega Dubai Desert Classic, a principios de febrero, y en el Masters de Augusta, que acabó el 9 de abril y que supuso el primer major del castellonense. El 21 de mayo llegó el triunfo de Álvaro Quirós en el Rocco Forte Open, en Sicilia (Italia). El gaditano superó en un desempate al sudafricano Zander Lombard para lograr su séptimo título en el Circuito Europeo y el primero desde 2011 además de las victorias conseguidas por Miguel Ángel Jimenez en el Champions Tour a principios de temporada y la de Santi Luna en el European Senior Tour.



El vizcaíno Jon Rahm acumula en 2017 dos victorias. El 29 de enero en el Farmers Insurance Open, su primera victoria como profesional y en el PGA Tour, y el 9 de julio en el Abierto de Irlanda. En 2017 también logró una victoria Rafa Cabrera Bello. Fue en el Abierto de Escocia, donde el grancanario volvió a ganar un título casi cinco años y medio después del último.

Adrián nació en San Sebastián hace 24 años y se hizo profesional en 2011. Con anterioridad a este primer triunfo, que le sitúa 41º en la Carrera a Dubái y 139º en el Ranking Mundial, su mejor actuación en el Circuito Europeo había sido un tercer puesto en el Open Made in Denmark en 2016 y hace unos meses fue quinto en el Porsche European Open, también en Alemania.

“Estoy feliz, muy, muy contento. Llevaba tiempo pegándole bien a la bola y esta semana he jugado realmente bien los seis partidos. Ganar mi primer título del Tour Europeo en el ‘Paul Lawrie Match Play’ hace que todavía sea más especial. “He estado cerca de conseguirlo varias veces, llegar hasta donde hoy estoy ha sido complicado. Pensaba jugar la semana que viene pero me he borrado, voy a tomarme dos semanas de descanso en casa y volveré a competir en Suiza.

“Siempre soñé con estar entre los jugadores españoles ganadores de torneos como Seve Ballesteros, Sergio García y José Mari Olazábal, que tanto han hecho por el golf español. Seve fue uno de los mejores jugadores del mundo y sin duda el mejor que ha habido en España, en él nos hemos inspirado muchos; José Mari, a quien he tenido la suerte de conocer muy de cerca, ha sido y es un ejemplo para todos; y el triunfo de Sergio en el Masters ha supuesto una motivación para todos los que competimos. Formar parte del grupo de ganadores españoles en el Tour Europeo significa mucho para mí.

“Ganar no ha sido fácil, he tenido que pelear duro para conseguir esta victoria. El partido contra “Cañi” (Alejandro Cañizares) fue complicado porque nunca quieres que pierda un amigo. Con Marcel (Siem) me costó arrancar, no empecé bien y él se puso enseguida por delante. Iba jugando bien, pegando muy buenos hierros a green y metiendo putts; yo no conseguí meter un putt en los nueve primeros, todo pares, ni un solo birdie y siempre fui por detrás, llegué a ponerme tres abajo.

“Empecé a sentir presión pero intenté ser paciente y mantenerme concentrado. Siempre me ha gustado jugar match-play, es la modalidad más atractiva y decidí seguir luchando hasta el final. El birdie del diez y el siguiente en el once dieron la vuelta a la situación y a partir de ahí, me sentí más cómodo y empecé a disfrutar.

“En el 16 me puse por delante por primera vez, y en el 17, con viento en contra, pegué un buen hierro seis a unos seis metros, más o menos la misma distancia que tenía Marcel; yo pateaba primero… fue derecha al hoyo ¡y la metí! La sensación fue increíble. Llevaba mucho tiempo esperando este momento y estoy feliz”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios