elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

Dobles parejas

martes 04 de julio de 2017, 10:25h

Fred Astaire y Ginger Rogers, Serlock Holmes y el Dr. Watson, Don Quijote y Sancho Panza o Isabel y Fernando, y así podríamos seguir nombrando parejas profesionales reales o de ficción que han hecho historia y que, aparentemente al menos, se dirían irrompibles.

Bien real y, seguramente, uno de los binomios que han marcado los últimos veintitantos años del golf mundial, Phil Mickelson y Jim “Bones” Mackay, han decidido romper su asociación y al parecer sin que lo motive ningún momento tenso o ninguna crisis delicada.

Según palabras de Mickelson, ha sido una decisión tomada de mutuo acuerdo y con la única intención de cambiar de aires para intentar que las carreras de ambos se reactiven. Las palabras de Phil sobre su “caddie” no han podido ser mejores y sólo parabienes hacia él han salido de su boca. Que es uno de los mejores de su gremio, que es de las personas más reflexivas que conoce, que es capaz de tomar decisiones acertadas bajo presión una y otra vez, que el jugador al que lleve la bolsa de aquí en adelante será muy afortunado…

Hay que recordar que debido a la forma impetuosa de jugar de Mickelson, pocas parejas han perdido más torneos que la formada por estos dos personajes, y da gusto decir esto cuando hablamos de un jugador que ha vencido cuarenta y una veces en el PGA Tour, incluyendo cinco Grandes como son tres Masters de Augusta, un Open Británico y un Campeonato de la PGA.

Debido a aquello, y a que “Bones” sabe de golf tanto como el que más, la pareja estableció que en cada temporada el “caddie” tenía derecho a cierto número de “comodines”, momentos en los que él decidía cómo jugar, el palo a utilizar o el golpe que el jefe debía intentar. Semejante curiosidad dice mucho sobre la relación que les ha unido este último cuarto de siglo, y sobre la confianza que Phil tenía en su ayudante.

En fin, no volveremos a ver, al menos eso parece, la desgarbada figura de Mackay caminando junto a Mickelson, al que le va a llevar la bolsa hasta final de temporada su hermano Tim, el mismo que hace de manager de Jon Rahm. Y no compararemos esta noticia con aquella que supuso la ruptura entre Tiger y su caddie de siempre, Steve Williams, porque aquella sí fue tumultuosa, y porque éste ganó un Masters de Augusta llevando la bolsa de Adam Scott, mientras que Tiger no ha vuelto a ser el mismo, algo que no le deseamos tampoco a Mickelson.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios