elperiodigolf.madridiario.es

Opinión

En vilo

martes 30 de mayo de 2017, 13:44h

Una vez más, y ya va siendo costumbre, Jon Rahm nos tuvo en vilo hasta el último hoyo y estuvo muy cerca de discutirle la victoria en el Dean & Deluca Invitational a su compañero de partido Kevin Kisner. Se jugaba este torneo en Colonial Country Club, la casa de Ben Hogan, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y el primero en lograr transmitir mediante lecciones parte de su sabiduría a los jugadores aficionados.

Hogan ganó nueve torneos grandes, cuatro U. S. Open, dos Masters, dos Campeonatos de la PGA, y un Open Británico, el de 1953, año en que sólo le faltó el PGA para haber completado el Gran Slam. A lo largo de su carrera profesional ganó sesenta y tres torneos, y su “swing” ha sido considerado el más perfecto de la historia por muchos especialistas. Destacó practicando hasta la extenuación y una muestra de su voluntad fue también que, tras un grave accidente automovilístico en el que los doctores le daban por perdido, no ya para el golf, sino simplemente para volver a andar, en menos de un año ganaba el Abierto de los Estados Unidos.

Ben Hogan, sin duda uno de los más grandes de la historia de este deporte, jugaba Colonial como nadie, hasta el punto de que en su época se llamaba al campo “el pasillo de la casa de Hogan”. Bien, pues tras explicar todas estas excelencias sobre tan insigne jugador podemos añadir que en sus últimos años estaba tan peleado con el “putter” que jugaba al golf sólo si no le obligaban a patear. El que dejaba la bola más cerca de bandera ganaba el hoyo y al siguiente “tee”.

Algo así le pasó el domingo a Jon Rahm, que se dejó muchas oportunidades de “birdie” pero no consiguió rematarlas con el palo más corto de la bolsa, y por eso quedó segundo empatado con Jordan Spieth y Sean O’Hair, No hay que olvidar a Sergio García, que en un fin de semana aciago vio como se le escapaba la opción de ganar, pero que aún así quedo duodécimo demostrando que incluso cuando las cosas no van del todo bien, sigue siendo uno de los mejores y no se acabará la temporada sin que nos brinde alguna grata sorpresa más. ¡Ah! Y también hay que mencionar a Miguel Ángel Jiménez, que hizo un meritorio tercero tras Vijay Singh y Bernhard Langer en el Senior PGA Tour, el grande que se jugaba en su Circuito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios