elperiodigolf.madridiario.es

OPINIÓN

Las dos torres

martes 06 de febrero de 2018, 13:35h

Una semana más el golf español ha estado a punto de conseguir una nueva victoria. Jon Rahm en Estados Unidos y Jorge Campillo en Malasia, han vuelto a fijar la mirada de los aficionados con opciones de triunfo hasta el último día. Han sido como las dos torres del golf.

En el caso de Jon Rahm, por segunda semana consecutiva no ha tenido un domingo de los que nos tenía acostumbrados, y una tarjeta de 72 golpes le impidió pelear por la victoria desde muy pronto.

Por su parte, Jorge Campillo sí ha tenido un sprint muy brillante, con dos rondas de 66 y 68 golpes ha tenido al alcance de la mano su triunfo, pero un día mágico del indio Sharma Shubhankar de 62 golpes le ha privado del premio. También Pablo Larrazábal ha tenido muy buena actuación terminando tercero a tres golpes.

Otra semana de alertas en Oriente y en Occidente mientras en España se sigue pendiente del Open de España. El acuerdo entre el Tour Europeo, la RFEG y la Federación de Golf de Madrid está a falta de flecos, con el RACE dispuesto a acoger esta competición que el año pasado no pudo celebrarse.

Son buenas y necesarias noticias para el golf español siga creciendo. Los resultados hacen mucho, y la celebración de torneos también porque es el escaparate de todo lo demás. Las muchas actividades de clubes y federaciones pueden ser más notorias si de entrada tenemos una portada de estrellas.

Precisamente esta semana ha comenzado la demolición de Golf Canal, una iniciativa en el centro de Madrid, en Chamberí, donde un conjunto de instalaciones deportivas incluía golf para todos los vecinos. Tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en la que instaba a la demolición del recinto, y el acuerdo entre el Ayuntamiento y la Comunidad para legalizar las instalaciones de fútbol y pádel, pero no las de golf, ya ha comenzado el proceso para la creación de las nuevas instalaciones, una situación inevitable por la ilegalidad del proyecto, pero una pena por dejar a más de 1.000 alumnos sin su deporte favorito.

El golf, a pesar de todo, sigue de moda, y los buenos resultados deberían ayudar a mirar este deporte con otros ojos y desde más alto, una mirada deportiva que engloba a un gran número de aficionados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios