12 de agosto de 2020, 12:36:53
Profesionales

The Players Championship


El famoso hoyo 17 del TPC Sawgrass continúa frustrando a los mejores

Por Elperiodigolf


Brooks Koepka está más que dispuesto a diseccionar cualquiera de los hoyos diseñados por el renombrado arquitecto Pete Dye en TPC Sawgrass. Todos menos el más famoso de ellos.

El Players Championship se gana o se pierde en el green en forma de isla del hoyo 17, rodeado de miles de espectadores siempre listos para vitorear a los que lo conquistan. A Koepka todavía no le han llegado esos vítores.

“Es mi hoyo menos preferido”, dijo. “Lo he jugado bastante mal a lo largo de los años. Debo estar entre los jugadores que peor han jugado ese hoyo en la historia del torneo”.

El ganador de cuatro grandes no exagera. Desde 2014, acumula 15 golpes sobre el par en el hoyo 17, el peor resultado de todos los competidores. Le siguen a cierta distancia Zac Blair con +9, y Paul Casey y Streelman con +8.

“Que me pongan cualquier hoyo menos ese”, dijo Koepka. “Lo temo y la caminata hasta el tee no es divertida. He acabado en el agua tres o cuatro veces. Me gustan los otros 17 hoyos, pero ese no tanto”

Se ha documentado extensamente la rica historia de ese hoyo, que tiene tan solo aproximadamente 120 metros. Cuando se enteró de que Pete había extraído tal cantidad de arena, Alice, la esposa de Dye, sugirió que la única solución era convertir el green en una isla.

Algunos de los momentos más memorables del Players han tenido lugar en el hoyo 17. Desde el putt de casi 20 metros de Tiger Woods hasta los tres birdies de Rickie Fowler en el desempate que le dio la victoria en 2015, este hoyo ha sido el escenario de múltiples dramas a lo largo de los años.

“Todo el mundo sabe lo que es el hoyo 17”, dijo Sergio García. “Afortunadamente he tenido momentos muy buenos y, por supuesto, algunos malos. El filo del cuchillo es muy fino en ese hoyo y puede darte muchísimo o quitártelo todo”.

García cumple su vigésima participación en el Players Championship esta semana en TPC Sawgrass, el escenario de su victoria en 2008. El hoyo 17 forma parte de ese triunfo. “Obviamente es el hoyo donde gané el desempate. Son 120 metros que dan muchísimo juego”.

“Recuerdo que Sergio hizo un hoyo en uno en el grupo detrás del mío. Ha ganado y ha perdido en ese hoyo, lo que demuestra que no hay escapatoria”, dijo Jon Rahm sobre el hoyo 17

“Si te pones valiente, tienes que pegar un gran golpe. Tiene que ser un gran diseño para que los mejores jugadores del mundo tengan dificultades con un palo corto en las manos”.

Rahm regresa por cuarta vez a TPC Sawgrass entre los favoritos, después de acechar a los líderes en 2019. “No puedes pretender pasarte la vida sin fallar en ese hoyo. Me ha pasado y es probable que me vuelva a pasar, pero espero sacar un par de birdies en el proceso”, dijo Jon Rahm.

El tercero español en The Players, Rafa Cabrera Bello, subraya lo más evidente. “Si estuviera rodedado de hierba no tendría el factor de intimidación que tiene. En un momento de debilidad pueden pasar muchas cosas malas en ese hoyo”, dijo Cabrera Bello.

Desde 2002, el 17 ostenta el resultado promedio más alto de todos los pares 3 de menos de 135 metros que se juegan en el PGA TOUR. Uno de cada diez tiros al green han acabado en el agua

“Ves a los que están jugando el 16 mirando a los que están jugando el 17 para ver cómo les va”, dijo el veterano Jim Furyk. “¿Cómo botan los tiros en el green? Es bastante grande, pero con presión y la firmeza encoje totalmente. Se reduce el margen de error y el golpe se vuelve mucho más difícil”.

Koepka puede dar testimonio de ello. Incluso cuando le piden que describa el último hoyo, sus recuerdos vuelven al 17.

“Me conformo con cuatro pares en el 18, porque significa que me ha ido bien en el 17”, dijo. “Si me quedan suficientes bolas para jugar el 18, es buena señal”.

Elperiodigolf.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  elperiodigolf.madridiario.es