8 de agosto de 2020, 14:37:44
Opinión

Opinión


La broma del "tele-arbitraje"

Por Josega Fernández


Lexi Thompson no salía de su asombro cuando le comunicaron una penalidad de dos golpes por colocar mal la bola en el green y otros dos por firmar la tarjeta con un resultado equivocado. Y todo en la jornada anterior revisada tras un aviso de un espectador de televisión.

La pregunta de Thompson es comprensible. “¿Esto es una broma?”, decía. Al margen de que se trate de la jornada anterior, que ya es llamativo, o de que la infracción llegue a detalles tan milimétricos, cosa que hay que aceptar pero que no pasaría nada por empezar a plantearse, el hecho de que todo empieza por la denuncia de un telespectador es alarmante.

No podemos dejar de pensar en qué pasaría si esto sucediera en otros deportes como en el fútbol o el baloncesto. Para empezar, en el fútbol, el arbitraje bajo vídeo vigilancia que se está intentando instalar tiene muchos detractores, y no consiguen dar con el método. En el baloncesto ya se utiliza el vídeo para jugadas polémicas con buen resultado.

Sin embargo, en ninguno de los dos casos se “retro-arbitra” un partido y mucho menos se hace tras recibir un correo electrónico de un espectador. ¿Se imaginan que un aficionado escriba a la Liga Profesional un lunes para denunciar que Sergio Ramos agarró a Piqué en el área? En ese caso lo revisarían en vídeo y pitarían penalti, y habría que lanzarlo…¿no? Una broma.

Desde luego, si empezamos a arbitrar desde el sofá de casa esto no tiene solución. Son los propios jugadores los que tienen el derecho a protestar alguna acción, y son los árbitros los que deciden sobre los lances del juego. Y otra cosa, se debería juzgar durante el partido. Revisar jugadas al día siguiente es un despropósito que hace que el golf se aleje de la realidad.

Elperiodigolf.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  elperiodigolf.madridiario.es