28 de septiembre de 2020, 12:03:16
Profesionales

Valentín Requena


"Rahm, la primera en California"

Por Valentín Requena

Rahm consigue una victoria épica
Un putt para la historia del golf español
"Un poco de aire por favor", por Guillermo Salmerón


No me hubiera perdonado nunca perderme la última jornada del Farmer Insurance del pasado domingo en California. Ese día, a pesar de ser domingo, había madrugado, cosa poco habitual en mí, y confieso que el sueño me estaba atacando con fuerza. Jon Rahm tenía posibilidades de victoria y me propuse aguantar hasta que me fuera posible.

La cosa comenzó mal. Bogey al uno. Dos cabezazos seguidos me anunciaban que la caída era inminente. Dos birdies, al tres y al cinco, lograron enderezarme en el sillón. Pero el verdadero revulsivo llegó, ya comenzada la segunda vuelta, en el trece. Jon conseguía un eagle fantástico que lo metía definitivamente en la lucha por el triunfo. Sensacional. Del sopor anterior, a ponerme como una moto, fue algo inmediato. Pero aún quedaba por ver lo más fuerte. Llegó al dieciocho, líder en solitario y estaba claro que el birdie era más que posible y muy remoto el eagle. El putt era de esos que metían miedo. Cuesta abajo y con más caídas que en una carrera de moto-cross. El camino de la bola al hoyo se me hizo larguísimo. Primero a la derecha, después a la izquierda y finalmente dentro a cámara lenta, o por lo menos eso me pareció a mí. Salté del sillón con los brazos en alto. Jon también. El jugador vasco había conseguido el primer eslabón de la cadena de triunfos. Su primera victoria en el PGA, tan solo unos pocos meses de la consecución de la tarjeta. ¡Menudo subidón! Fue tremendo, del sopor pasé a no poder conciliar el sueño hasta altas horas de la madrugada.

En sus primeras declaraciones nada más comenzar su carrera profesional, el jugador vasco anunciaba que aspiraba al máximo y que no iba a quedarse en la mediocridad una vez conseguida la tan preciada tarjeta. Parecían unas palabras algo grandilocuentes, pero algo me hacía pensar que un jugador que venía con una importante aureola de tener la cabeza muy bien amueblada, dijera algo que no sintiera verdaderamente y que confiaba plenamente en sus posibilidades. Dejó la humildad a un lado y dijo que el aspiraba a ser uno de los grandes del golf.

El pasado domingo, cuando trataba de conciliar el sueño tras la finalización del torneo, pensé que sus palabras el final del verano pasado, no eran vanas. Su consistencia en la última jornada, avalaba todas aquellas respuestas a preguntas de los periodistas. Tuvo que ser muy brillante para reponerse de un bogey inicial. Fue un torneo para enmarcar delante de toda excelencia de los mejores. Un novato se alzaba con un trofeo importante y anunciaba a los cuatro vientos que esa victoria era la primera de otras muchas que vendrán después tras la demostración que llevó a cabo por tierras californianas. Era el cuarto español en vencer en el PGA Tour tras Severiano, Olazábal y Sergio. Casi nada.

Esta victoria le hace subir a la sexta posición de la Fedex Cup. Es cierto que la temporada está en sus albores, pero la demostración que hizo en el Farmer Insurance no fue fruto de la casualidad. Ahora tiene el camino expedido para participar en el primero de los grandes, y a buen seguro que le veremos en los otros tres.

Para el próximo torneo que juegue Jon, prometo echarme la siesta para aguantar hasta la finalización delo torneo fresco como una lechuga y dormir plácidamente después saboreando su actuación.

Elperiodigolf.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  elperiodigolf.madridiario.es