24 de octubre de 2020, 5:03:52
Profesionales

Alps de las Castillas


Festival de birdies de Jesús Legarrea en Valdeluz

Por Redacción. Foto: Fernando Herranz

El jugador español Jesús Legarrea manda en el Alps de las Castillas a falta de la jornada del sábado. El navarro ha ofrecido un auténtico recital de juego para hacerse con el liderato del torneo en Golf Valdeluz con una tarjeta de 61 golpes (-11) para un acumulado de -16. Iguala el récord del campo establecido por Carlos Balmaseda.


Además, iguala el récord del campo que batió Charci Balmaseda hace cinco años durante un torneo del Circuito de Madrid de profesionales. El francés Pierre Verselin, que partía como líder, es segundo con -14, empatado con sus compatriotas Franck Daux y Baptiste Chapellan. Hoy se ha hecho el corte en la clasificación, que han pasado 48 jugadores, 21 de ellos españoles, y que se ha quedado en -6, el más bajo de la historia del Alps Tour. La primera partida de mañana saldrá al campo a las 8:33 y el partido estelar, a las 12:10.

La segunda jornada en Guadalajara estuvo cargada de buenas noticias y resultados de los españoles. Javier Ballesteros, con 70 golpes (-2) para un total de -7, ha pasado su primer corte como profesional. La última vez que jugó en la jornada final en el Alps Tour fue hace tres años en Sant Cugat, cuando era todavía amateur y ganó el torneo Pablo Larrazábal. "No estoy contento con mi juego porque no me están saliendo las cosas como me gustaría, pero es mi primer corte desde el torneo en Sant Cugat hace tres años, así que a seguir luchando", comenta Ballesteros. Otros protagonistas han sido el amateur Mario Galiano y el profesional Borja Etchart, ambos en el quinto puesto empatados con -12 tras firmar hoy 66 golpes (-6). El veterano Santi Luna es otro que ha logrado meterse en la pomada con una vuelta de 66 golpes para un total de -10, empatado con Pablo Herrería y Daniel Osorio en la décima plaza. "Mañana espero poder dar guerra", dice Luna con una sonrisa. Destacar también la tarjeta del amateur Daniel Berna, invitado por la Federación de Castilla y León, con 63 golpes (-9) para -9 en el acumulado. Tampoco ha faltado hoy un hoyo en uno, y lo ha conseguido el italiano Leonardo Motta (-11), en el hoyo 2, desde 135 metros.

Legarrea, el gran protagonista

Legarrea ha salido a jugar desde el tee del hoyo 10, donde firmaba su primer birdie para acabar los nueve primeros con tres golpes por debajo del par. Pero no fue hasta los nueve segundos cuando empezó el recital con birdies al 1, 2, 3, 5, 8 y 9 y un eagle al 4. "Llevaba sin competir desde finales de octubre del año pasado y estoy súper contento con el día de hoy. La verdad es que llegas con muchas dudas, no sabes lo que puede pasar, pero me ha salido todo. La clave ha sido tener paciencia. En los segundos nueve hoyos, del 1 al 9, ha funcionado todo. Además, el birdie al último hoyo, al 9, uno de los más complicados del campo, me ha dejado aún mejores sensaciones", dice.

Llegar hasta aquí no ha sido un camino de rosas para este jugador de 27 años. Ganó un torneo del Alps Tour en 2013 en Italia y logró hacerse con la tarjeta del Challenge Tour para 2014, pero entonces las cosas dejaron de salir en el campo. A esto se unieron problemas en un hombro y en una muñeca que le han mantenido apartado de los torneos durante cinco meses. Hoy, en Golf Valdeluz, se ha desquitado y vuelve a sonreír. Mañana saldrá en la partida estelar en busca de un título que le gustaría poder brindar a su familia. "No se sabe lo que puede pasar. El golf es así, aunque claro que me encantaría ganar y dedicárselo a mi familia, que está aquí conmigo".

Jordi García del Moral, descalificado

Pese a los buenos resultados de los españoles y a que seis de ellos están entre los diez primeros, no todo han sido buenas noticias para los nacionales. Jordi García del Moral ha sido descalificado por un error que cometió ayer en un dropaje. En el hoyo 1, el de Castellón dio el segundo golpe y la bola se quedó pegada a la valla que delimita el fuera de límites a la izquierda de la calle. Al ser diestro, no podía jugar la bola y decidió declararla injugable. Dropó a dos palos sin ganar distancia desde el lugar donde reposaba la bola con un golpe de penalidad. Pero dropó y la bola volvió a reposar contra la valla. En ese momento según las reglas la bola está en juego y es cuando el jugador comete el error al volver a droparla sin penalidad, en lugar de volver a declararla injugable. Al hacerlo cometió una penalidad de dos golpes. García del Moral firmó la tarjeta sin apuntarse esos dos golpes y fue uno de los jugadores de su partida el que al comentar por la tarde con los compañeros lo ocurrido, llamó a la oficina del torneo ante la duda de que el dropaje fuese incorrecto. Al ser ya tarde, el comité habló esta mañana con el jugador y él mismo confirmó el error, por lo que quedó descalificado.

Tampoco ha sido un buen día para Carlos Rodiles y Miguel Quirós, que han sido penalizados con dos golpes por llegar unos instantes tarde al tee del 1. "Ha sido un despiste tonto que nos ha costado caro. Mira que llevo torneos a mis espaldas, pues nunca me había pasado nada así. Y esos dos golpes me han dejado tocado. Mala suerte", cuenta el malagueño Rodiles, que se queda fuera del corte.

Elperiodigolf.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  elperiodigolf.madridiario.es