19 de septiembre de 2021, 7:29:28
Gaceta del motor

Ford GT


La estrella del salón de Detroit

Por Gaceta del Motor

La firma del óvalo acaba de presentar en la cita Norteamérica su creación más extrema, el GT. Un modelo que reemplazará al GT de 2004 y que incorporará tecnologías de competición cuando comience su fabricación a finales de 2016.


Se trata de un superdeportivo que servirá como escaparate de lo más destacado en materia de rendimiento EcoBoost, aerodinámica y fabricación con fibra de carbono. Además, es uno de los más de 12 nuevos vehículos de altas prestaciones de la marca americana lazara al mercado de aquí a 2020 y que acompañará a los Focus RS, F-150 Raptor, Shelby GT350 y al GT350R en el creciente catálogo Ford Performance. De tracción trasera y con una habitabilidad para dos personas, el motor de gasolina que lo anima se posiciona por detrás del habitáculo y tiene una configuración de 6 cilindros en V, sobrealimentado y con 3,5 litros de capacidad que le hace superar los 600 caballos de potencia; lo que significa que rebasa con creces al actual con su motor V8 sobrealimentado de 5,4 litros y 558 caballos. Y mientras que el de 2004 iba ligado a un cambio manual de seis velocidades, el nuevo GT incorpora uno automático de doble embrague y siete velocidades que se maneja con unas levas situadas detrás del volante. Su comercialización esta prevista en un grupo selecto de mercados y llegará a tiempo para celebrar el 50 aniversario del podio completo de coches de competición GT de la edición de 1966 en las 24 Horas de Le Mans.

El GT es la definición de un supercoche para entusiastas. Y la eficiencia aerodinámica es el corazón del diseño del GT, reduciendo activamente la resistencia aerodinámica y mejorando la estabilidad y fuerza de adherencia. Desde su óptima forma de lágrima a su fuselaje inspirado en la aviación y el parabrisas curvado que mejora la visibilidad, cada curva y forma han sido diseñadas con el propósito de reducir al máximo la resistencia aerodinámica y optimizar la adherencia. Y a pesar de que cada superficie del GT ha sido diseñada para dirigir el flujo de aire, también cuenta con componentes aerodinámicos activos para mejorar el frenado, la dirección y la estabilidad. También incluye el modelo un spoiler trasero activo para controlar la velocidad y las órdenes del conductor que ajusta su altura y ángulo de inclinación dependiendo de las condiciones.

Por otro lado y aunque comparte ADN con otros vehículos Ford de competición y altas prestaciones, el GT es un coche totalmente contemporáneo y funcional que transmite modernidad y belleza. El chasis, de última generación, está montado sobre una barra de torsión de tipo competición y una suspensión con brazos transversales con altura ajustable. Y las llantas de 20 pulgadas cuentan con neumáticos Michelin Pilot Super Sport Cup 2 con un compuesto y estructura únicos diseñados específicamente para el Ford GT. Además, las ruedas de radios múltiples cuentan con discos de freno cerámicos.

La esbelta carrocería reduce el área frontal y cubre un interior equipado con tecnologías de última generación que garantizan control, confort y seguridad. Se accede a la cabina de dos plazas a través de puertas de ala de gaviota y los asientos integrados directamente en el habitáculo son de fibra de carbono. Esta configuración reduce de manera significativa el peso y las piezas de los asientos y proporciona una conexión sensorial directa al chasis. El asiento fijo se combina con los pedales y la columna de dirección ajustables para poder acomodar a una amplia variedad de estaturas de conductor.

El volante es de estilo F1 e integra todos los controles de conducción necesarios, creando una columna de dirección única que permite acceso despejado a las levas del control de cambio de marchas. Un panel de instrumentos totalmente digital y configurable ofrece una gran cantidad de datos al conductor. Y dicha pantalla se puede configurar para múltiples entornos y modos de conducción.

Como ya hemos comentado, el GT hace un amplio uso de materiales ligeros, incluidos fibra de carbono y aluminio, lo que permite una aceleración excepcional y una conducción más eficiente. El compromiso y capacidad de Ford de ofrecer tecnologías que generalmente solo están disponibles en vehículos de élite es evidente en el GT. Estas incluyen sistemas aerodinámicos activos como el spoiler trasero desplegable y una variedad de innovaciones tecnológicas y de materiales ideadas para ayudar al conductor, tales como SYNC 3, la versión más novedosa del sistema avanzado de conectividad de Ford.

Pero pocas innovaciones ofrecen una gama más amplia de ventajas en materia de rendimiento y eficiencia que la reducción de peso. Todos los factores de las características de un vehículo (aceleración, conducción, frenado, seguridad, eficiencia) se pueden mejorar a través del uso de materiales más ligeros y avanzados. Y el nuevo GT emplea compuestos ligeros de última generación que ayudarán a que todo el catálogo de productos de Ford se beneficie. Con la utilización generalizada de piezas estructurales de fibra de carbono, el GT contará con una de las mejores relaciones peso/potencia de todos los coches fabricados en serie.

También el habitáculo es de fibra de carbono y con subchasis delantero y trasero encapsulados en paneles también de fibra de carbono. Y es que la fibra de carbono es uno de los materiales más resistentes del mundo debido a su masa, permitiendo la fabricación de piezas de chasis de gran rigidez y, al mismo tiempo, un conjunto más ligero que permite una eficiencia y un rendimiento dinámico mejorados.

En la parte mecánica ofrece el motor EcoBoost más potente fabricado en serie. Hay que decir que los motores EcoBoost están disponibles en una cada vez mayor cantidad de modelos Ford de altas prestaciones, incluido el nuevo Mustang y en el recientemente anunciado F-150 Raptor y en los Fiesta ST y Focus ST.

Tomando como base la arquitectura de motor que se ha utilizado en competición en el prototipo de resistencia IMSA Daytona de Ford, la nueva generación del EcoBoost V6 biturbo 3.5 litros incorpora una amplia banda de potencia con impresionantes características de par. En este caso, el motor demuestra una destacada eficiencia, un atributo clave de su motor derivado de competiciones de resistencia, en las que la combinación de eficiencia y rendimiento excepcional suponen una ventaja competitiva fundamental.

El EcoBoost V6 biturbo logró tres victorias en 2014 en su primera temporada en el Campeonato IMSA TUDOR United SportsCar, una de ellas en las prestigiosas 12 Horas de Sebring, junto a siete podios más a lo largo de más de 24.000 kilómetros de competición de resistencia. Y en el del GT cuenta con una configuración de inyección directa dual de combustible para mejorar la respuesta del motor, además de empujadores de válvulas de baja fricción. También contará con una transmisión de doble embrague de siete velocidades que permite cambios de marcha casi instantáneos y un control de conducción excepcional.

Florentino García 

Elperiodigolf.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  elperiodigolf.madridiario.es