27 de octubre de 2021, 23:58:52
Gaceta del motor

La Gaceta del Motor


SEAT León X-PERIENCE, versátil y funcional

Por Florentino García

La firma española acaba de dar a conocer un nuevo miembro en la familia del modelo León, el X-PERIENCE, que toma como base la versión ST (la variante con carrocería familiar) y que se caracteriza por equipar tracción permanente a las cuatro ruedas, una carrocería más alejada del suelo en 1,5 centímetros y montar protecciones de plástico bajo las puertas, en los pasos de rueda y en los paragolpes, por lo que está pensado para que sea divertido conducirlo sobre cualquier superficie. Con un diseño con cierto atractivo y la tecnología más avanzada con gran funcionalidad y versatilidad, desde un principio se podrá elegir entre tres motores Diesel y uno de gasolina.


Dentro de los de ciclo Diesel, uno de 2,0 litros de cilindrada con dos variantes de potencia que dan 150 y 184 caballos. Y uno de menor potencia con 1,6 litros de cilindrada y 110 caballos. En cuanto al único de gasolina se trata de uno de 1,8 litros con 180 caballos. Mecánicas que van asociadas, en el caso de las más potentes, a un cambio automático de seis relaciones. Se pondrá a la venta en otoño.

El X-PERIENCE completa la exitosa gama del León, que cuenta con tres carrocerías, versiones de alto rendimiento como el Cupra y excepcional eficiencia como el Ecomotive.

Estéticamente el nuevo modelo adquiere su propio carácter distintivo gracias a las molduras de protección que se ubican en las taloneras de las puertas y los pasos de ruedas, así como en un frontal contundente con sus amplias tomas de aire, faros antiniebla con función cornering y un protector de cárter acabado en aluminio. Por su parte, la zaga también se caracteriza por un nuevo parachoques con molduras de protección, una parte inferior acabada en aluminio y tubos de escape cromados. Las llantas son de 17 pulgadas u opcionales de 18 pulgadas con un diseño exclusivo de cinco radios dobles. Y el sistema de barras portaequipajes presenta un acabado negro anodizado.

También y al igual que en el resto de la gama, la nitidez de las líneas y la tensión de las superficies crean un cierto atractivo escultural, gracias a los sutiles efectos de luz y sombras que imprimen una imagen impresionante de energía y vitalidad al todoterreno familiar de la marca española. En cuanto al maletero, mantiene como en el ST sus enormes cotas de variabilidad y funcionalidad casi milimétrica. Tiene una capacidad de carga de 587 litros, que puede aumentar hasta los 1.470 litros con los respaldos de los asientos posteriores abatidos.

En el interior, también pone de manifiesto el lugar destacado que ocupa dentro de la familia León. El habitáculo presenta unos acabados distintivos y elegantes con gran atención a los detalles, combinando tonos intensos que reflejan el carácter del vehículo. Y el tapizado de serie combina de forma elegante los tonos negro y gris, aunque si se prefiere, también está disponible en Alcántara de color marrón o en piel negra. Otros detalles distintivos son las costuras de color naranja (en los asientos, volante y pomo del cambio) y el logotipo específico que se exhibe en las taloneras y en el volante.

El carácter dinámico del X-PERIENCE encaja perfectamente con la gama de motores TDI y TSI de gran potencia que, al igual que todos los modelos de la gama, viene equipado con el sistema Start/Stop y la función de recuperación de la energía que maximiza su eficiencia.

El máximo exponente es el propulsor 2.0 TDI CR de 184 caballos. Con un par motor máximo de 380 Nm y caja de cambios DSG de serie, ofrece un rendimiento elevado que se traduce en un tiempo de aceleración de 7,1 segundos de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima de 224 km/h. Y la eficiencia del motor lo demuestra el consumo ponderado, que se sitúa en 4,9 litros, con una cifra de emisiones de 129 g/km. Por otra parte, el propulsor 2.0 TDI CR con caja de cambios manual de seis relaciones desarrolla 150 caballos de potencia y 340 Nm de par motor. Esta variante consume

4,9 litros, lo que equivale a 129 g/km de CO2. Y el motor 1.6 TDI CR de acceso desarrolla 110 CV de potencia y 250 Nm de par motor con un consumo ponderado de 4,8 litros y unas emisiones de 125 g/km de CO2.

Por su parte, el propulsor de gasolina es el avanzado 1.8 TSI de 180 caballos. Desarrolla un par motor máximo de 280 Nm gracias a la combinación de inyección directa e indirecta y turbocompresor. Y al igual que la variante TDI más potente, también monta una caja de cambios DSG de seis relaciones de serie. Su consumo se sitúa en 6,6 litros a los 100 kilómetros y presenta una cifra de emisiones de 152 g/km de CO2.

Por otro lado, el X-PERIENCE incorpora uno de los sistemas de tracción integral permanente más avanzados y eficientes de su segmento. Para ello, SEAT ha instalado el nuevo sistema Haldex de quinta generación que consiste en un embrague multidisco con accionamiento hidráulico y control electrónico, que reacciona rápidamente a todas las situaciones de conducción, lo que redunda en unas ventajas considerables en cuanto a la seguridad activa y al dinamismo. Durante el funcionamiento normal, el embrague transmite la mayoría del par motor hacia las ruedas delanteras. Y si éstas perdieran tracción, el par motriz se reparte rápidamente y de manera imperceptible hacia las ruedas traseras.

En otro orden de cosas, el equilibrado chasis ofrece un excelente comportamiento dinámico. Los muelles amortiguan todas las irregularidades de la calzada, mientras que la dirección es refinada y consigue que el vehículo se mantenga fiel a la trayectoria y garantiza una excelente respuesta. Si se compara con el León ST, el chasis del X-PERIENCE tiene una altura libre al suelo 15 milímetros mayor para afrontar terrenos difíciles. El eje delantero es un clásico McPherson con subbastidor. Y el modelo responde de manera precisa y espontánea a las maniobras al volante del conductor para tomar con calma toda clase de curvas.

El sistema de suspensión trasera es de tipo multibrazo con cuatro brazos que logran separar las fuerzas de apoyo longitudinal de las fuerzas de apoyo lateral. Los muelles y los amortiguadores están separados, lo que permite un margen mayor para efectuar el reglaje de la suspensión. Asimismo, el sistema de frenos del X-PERIENCE también responde de manera eficaz en cualquier circunstancia.

El carácter del modelo que monta el propulsor 2.0 TDI CR de 184 caballos y el 1.8 TSI de 180 caballos se puede adaptar al estado de ánimo personal y a la situación de conducción. De serie, el SEAT Drive Profile, que permite al conductor configurar las características de la dirección asistida, la entrega de potencia del propulsor y la transmisión DSG en tres posiciones: eco, confort y sport, además de la posibilidad de configurarlas según sus preferencias. Y por último, este sistema incorpora un modulador dentro del motor que enriquece el sonido producido por el propulsor.

En cuanto a las sistemas de asistencia, el nuevo León presenta varios sistemas de asistencia al conductor de última generación: los sistemas de control dinámico EDS (bloqueo electrónico del diferencial en ambos ejes) y XDS (diferencial de deslizamiento limitado para mayor tracción en curva), ESC (programa electrónico de estabilidad) y el freno multicolisión proporcionan la máxima seguridad. Y como opción, incluye los faros de LEDs integrales, el control de velocidad de crucero adaptativo ACC con función de frenada de emergencia en ciudad, detector de somnolencia y el asistente de control de carril.

También equipa el Control de Velocidad de Crucero Adaptativo (ACC), que mantiene la velocidad deseada y una distancia de seguridad predeterminada, acelerando y decelerando el vehículo de manera automática dependiendo de la situación del tráfico. Se puede establecer una velocidad de crucero de entre 30 y 160 km/h. El controlador inteligente de velocidad ACC se puede emplear de manera indistinta con una caja de cambios manual o DSG. Y en los modelos con DSG, el sistema puede frenar el coche hasta que se quede completamente parado.

Otro sistema a destacar es el de radar Front Assist, que incluye la función de frenada en ciudad. Este observa el tráfico que circula por delante y en el mismo carril y puede evitar una colisión con el vehículo de enfrente. Si se identifica una situación de distancia crítica y riesgo de colisión a velocidades entre 30 y 210 km/h, el asistente emite una señal de advertencia acústica y visual y prepara al sistema de frenos para una frenada de emergencia inminente. De esta manera, el León ayuda al conductor eficazmente a actuar de la forma correcta. Y si el peligro de colisión persiste, el sistema activará automáticamente los frenos para reducir la velocidad de un posible impacto. También el sistema Front Assist asiste al conductor durante la frenada y se asegura de aplicar la máxima potencia cuando sea necesario, lo que contribuye enormemente a la protección de los ocupantes y del coche.

Además, la función de frenada de emergencia en ciudad es una extensión del sistema Front Assist que opera en situaciones de congestión vial urbana. A velocidades entre 5 y 30 km/h, la función reacciona con una frenada de emergencia en los instantes previos a una colisión.

Elperiodigolf.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  elperiodigolf.madridiario.es