27 de noviembre de 2021, 23:58:38
Profesionales

Golf Saludable


Tortícolis, ¡cuidado con el cuello!

Por José Antonio García Donaire

A pesar de no ser una dolencia muy grave la tortícolis es una inflamación bastante incómoda que suele durar una semana, apróximadamente. "En el golf es compllicado jugar si se padece una y el principal problemas es que se puede hacer crónica", asegura el Doctor José Antonio García Donaire, que nos explica con la colaboraciónd e Kern Pharma, un problema que todos hemos sufrido alguna vez.


La tortícolis y no la tortículis, como mucha gente dice,  es un dolor que se produce en la región del cuello y que afecta a la musculatura de esta zona (al músculo  escaleno, al trapecio y al esternomascloideo".

"Los músculos del cuello y de esa zona de nuestro cuerpo  tienen que sostener, entre otras cosas, los huesos del craneo, la cabeza y el cerebro. Algunas veces debido a eso se pueden generar contracturas que la mayoría de las veces suelen ser muy molestas.

Es por esa razón que tras una contractura grave se pueden producer casos de tortícolis que también pueden aparecer por dormir en una mala posición o por haber sufrido alguna corriente de aire en esa zona durante un tiempo prolongado".

En el golf, jugar con una tortícolis es muy complicado y desaconsejable. En el swing de golf hay muchar rotación y mucha movilidad y si estamos sufriendo molestias en el cuello es mejor descansr una semanita que hacer esfuerzos muy desaconsejables.

En el golf hay una parcela del ejercicio que es anaeróbica. Mas muscular y que la sufren muchos aficionados y también profesionales. También es cierto que hay pacientes que sufre mucho más que otros y algunos que son mucho más sensibles. Por eso, es importante saber si tenemos predisposición a sufrir problemas de ese tiempo y si tenemos también una buena higiene postural", dice el doctor Donaire.

Si tenemos una tortícolis lo mejor es que nuestro médico nos haga una exploración para ver si sufrimos una contractura. Habitualmente tras el diagnóstico suele haber un par de semanas de tratamiento. La mitad de las tortícolis son leves y se tratan con analgéícos y bastante reposo. La otra mitad es algo más severa y hay que tratar con relajantes musculares y anti inflamatorios.

Una de las preguntas más habituales que nos hacen en consulta, asegura el doctor, es preguntarnos si es mejor ponernos frío o calor en la zona afectada. En este caso hay que apostar por el calor, que hace que la inflamación sea menor. El calor aumenta la vascularización y eso es muy positivo.

 

Elperiodigolf.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  elperiodigolf.madridiario.es