elperiodigolf.madridiario.es
    

Opinión

La Escuela para obtener la Tarjeta del Circuito Europeo supone un calendario que nada tiene que envidiar con la famosa Race to Dubai. Después de una primera criba, esta semana se ha vivido la segunda. El dinero invertido y la tensión de estos días son de campeonato.

Sergio García acostumbra a ir de negro el último día de competición. Para él es “un color que me da energía”, dice. Vestido de ese color ganó, por ejemplo, el HSBC hace poco menos de un año. Sin embargo la última jornada en el Castelló Masters esa energía no ha aparecido por ningún lado.

No. No estamos para tirar cohetes pero para cómo está la cosa -que está muy malita- podríamos darnos con un canto en los dientes. Hace apenas unas horas nos preguntábamos en la redacción de Elperiodigolf si esta temporada podría mejorarse para el golf español, si había tiempo para conseguir más victorias o, si por el contrario, deberíamos de conformarnos con lo ganado hasta ahora.

 

Últimamente se está hablando mucho de la extraordinaria cantera del golf español y ahí están los resultados de Azahara Muñoz, por ejemplo. Pero una cosa es ver en acción a estas muchachas y muchachos un ratito in sito o bien ver un reportaje en televisión, y otra, bien distinta, es compartir un partido con uno o una de ellas.

Basilio Rogado nos habla, a  su manera, de la Ryder Cup, de la victoria de los Europeos en Celtic Manor, del éxito de Miguel Ángel Jioménez y de Tiger Woods. Una Ryder histórica y una rima que no debe de perderse.

El golf será olímpico después de 112 años en el ostracismo de los Juegos. Los mejores jugadores del mundo podrán luchar, además de por los cuatro Grand Slams de cada temporada por el honor y la gloria de una Medalla de oro olímpica. Será en Río de Janeiro en 2016.

El deporte suele ser,la mayoría de las veces justo, por no decir justísimo, pero otras parece muy injusto. Y digo parece porque al final los resultados son los que son y en el caso del golf no hay más justicia que la de la bolita. Si ésta entra en el agujero bien y si no pues eso, que no ha entrado y da lo mismo a quien le echemos la culpa; al empedrado, al putt, al viento, a nosotros mismos o al rival que ha estado más acertado.

Ceremonia de apertura seria, sólida y lejos de la chabacanería habitual de este tipo de actos. La principal atracción los componentes de los equipos. Finos atuendos por parte de ambas formaciones.

Corría el año 1999 y se jugaba en Montecastillo el Volvo Masters. Desde 1997 y hasta 2001 se disputó el último torneo del año en el campo gaditano abandonando su sede habitual de Valderrama.  En aquel año de 1999, Miguel Ángel Jiménez había ganado ya el Turespaña Masters de Andalucía y Montecastillo cerraba la temporada con la ilusión de ver, por fin, el sueño cumplido de tener un español que ganara en una de las citas más importantes del año.

 

Palomarejos Golf es un fantástico campo situado en Talavera de la Reina. Todo lo que allí se respira es un buen ambiente, lleno de cordialidad hacia los que vamos a pasar una jornada agradable de golf.

No debemos acostumbrarnos a estos meses de octubre tan cálidos de temperatura y de buen golf. España es el centro de atención del golf europeo. Madrid Masters, Castelló, Volvo Mundial...y entre tanto el golf se declara olímpico cuando todo el Circuito está en el Centro Nacional.

Nuestro Sergio García no está en racha, lo llevamos diciendo tiempo y las malas lenguas comentan que los periodistas no le defendemos. No es cierto, pero el noveno en el ranking mundial no debe pasearse por España durante un mes y salir con los bolsillos vacíos, de títulos que no de euros.

Es este un gran misterio que se repite en los jugadores de handicap alto. Una “nomalía” frustante pero a la vez que deja la perta abierta al futuro. Este sería el desarrollo de un hoyo típico. Par cuatro, trescientos sesenta metros. Buen drive largo al centro de la calle, un poco a la izquierda, estascontento, estás ahí, aunque no has visto exactamente dónde ha caido.

Hace dos años Europa llegaba a Estados Unidos como clarísima favorita a la victoria final. Llevaban los del viejo Continente casi una década dominando una competición en la que Estados Unidos había sido siempre el equipo más fuerte, pero ahora las tornas se habían dado la vuelta y, claro, desde Estados Unidos daba la sensación que la Ryder empezaba a no interesar.

Laura Davies ha ganado el Open de España Femenino, es impresionante. Esta mujer está imparable. La británica tiene un aplomo y un arrojo digno de lo que es…una profesional de los pies a la cabeza  dentro y fuera del campo de golf. Cuarta victoria en lo que va de 2010 y la número 76 en su carrera, esto se escribe y se lee pronto pero hay que digerirlo y ella lo hace con una sonrisa y dirigiéndose al público que la aclama y la admira.

Hace poco días contacté con los autores del blog Golfstinks.com (como dicen ellos, que no os engañe el nombre, son unos apasionados de nuestro deporte) y, dentro de los muchos temas que comentan -campos interesantes en USA, concursos de pegadores, la vuelta de Tiger, aspectos económicos del golf, etc.- está el de la sostenibilidad en los campos de golf visto desde la óptica del jugador

Si es verdad que el movimiento se demuestra andando, poder confirmar que la política de apoyo a un deporte como el Golf se demuestra apoyando acontecimientos como el Madrid Master y mas aún, jugando, es lo que ha conseguido Esperanza Aguirre. No es habitual que pueda hacerse, ni verse a la Presidenta Regional, junto al numero 1 del golf español y un quizá futuro campeón olímpico.

Resulta que después de dos años pasándolo muy mal, sobre todo este último, con diecisiete cortes fallados y una retirada, el golf le da a Lara una nueva oportunidad en forma de victoria. Hasta Austria se tuvo que ir el valenciano para encontrar en un campo llamado Diamante Golf Club su piedra preciosa más valiosa.

La posibilidad de poder organizar en Madrid la Ryder Cup de 2018, está siendo materia de comentarios en tertulias y foros y lo cierto es que no es para menos. Para ello está trabajando la Comunidad de Madrid con mucho ahínco.

El Madrid Masters pisa fuerte

Cualquiera de nosotros ha tenido o tiene en su entorno alguien que esté sufriendo, sino nosotros mismos, los síntomas de la gripe. Es cierto que ninguno o casi ninguno sabemos ya si es gripe A, B ó C, entre otras cosas porque los médicos ya no nos lo quieren decir. En el golf, de momento, parece que los pros se salvan.
 

Hace pocos días Sergio García aseguraba que no conoce el Centro Nacional pero que le han dicho que es un campo muy bien cuidado. Elperiodigolf lo ha podido comprobar y a falta de menos de dos semanas para el Madrid Masters ya va cogiendo el brillo necesario.

Antes o después tenía que pasar. Tiger Woods, uno de los mejores deportistas de la historia también es humano. Su vida parecía sacada de un manual de buen comportamiento y hasta la fecha no se le había visto ni conocido un solo error. Sin embargo, como a cualquier hijo de vecino, el número uno del mundo también tiene sus “problemillas”.

Quizá yo habría elegido a otros jugadores, pero claro, afortunadamente para el equipo europeo de la Ryder Cup yo no soy el capitán. Las elecciones de Monty son las que han sido y o hay que darle más vueltas. Sólo el tiempo dará o quitará razones. Lo de Sergio, una buena salida para el castellonense.

Siempre se ha dicho que para que un deporte fuera popular en nuestro país tenía que pasar por el tamiz de la televisión. Antes, cuando sólo existía la primera y la segunda, las audiencias eran millonarias, claro. Un partido de fútbol lo veían, como puede ser el Barça-Madrid de este fin de semana cerca de 20 millones de telespectadores. Hoy que sea seguido por seis o siete ya es todo un logro.

Hemos tenido un intensísimo fin de semana que empezaba este pasado viernes con la declaración de Tiger Woods. Una vez más, el número uno del mundo ha sorprendido a todos. De momento, no volverá a competir hasta que no esté bien, hasta que no haya solucionado sus problemas familiares, su matrimonio, si es que lo logra salvar, y pone en orden su vida. Sólo así podremos volver a ver al mejor Woods jugando y volviendo a ganar. De momento, nada de nada, ni torneos, ni victorias, ni Ca Championsip, ni Masters de Augusta ni nada que se le parezca.

 

Decía Carlos Lavado, (piloto venezolano, doble Campeón del Mundo de Motociclismo de 250 c.c.) cuando se pegaba uno de esos palos de cuello vuelto, que eran las rayas del tigre. Viendo la última jornada del último grande, la PGA, me acordé de esas palabras de mi amigo Lavado. La humillación de Woods a buen seguro que le marcó una raya más grande de lo normal en su victoriosa piel.

Tres meses han pasado desde que aquí, en Elperiodigolf, hablamos de la hibernación de los tigres. Woods se escondió de todos tras el polémico accidente y el descubrimiento de sus infidelidades. Por fin ha salido de la cueva y ha comenzado una nueva vida.

Parece que la guerra psicológica de la Ryder Cup ha comenzado y lo ha hecho con el nuevo año. Las fechas empiezan a pasar y el próximo mes de octubre cada vez está más cerca. Muchos habían dicho que la elección de Colin Montgomerie como capitán europeo de la Ryder Cup no había sido una decisión acertada. Enseguida se habló del mal carácter del escocés, de sus pocos amigos, de su excesiva irascibilidad y, sobre todo, de que no era la persona ideal para capitanear un equipo como el europeo.
 

Este miércoles 17 de febrero va a ser muy especial. Además de que hoy empezó el Accenture Match Play con tres españoles con opciones y con las ausencias de Tiger Woods y Phil Mickelson, la cita importante para los aficionados al golf de la capital de España era a las 13,30 en la casa Consistorial de Algete.

No entro ni salgo en la decisión que ha tomado Sergio García respecto a tomarse unas vacaciones, muy merecidas por cierto. Como desconozco su entorno más íntimo y personal, motivo de más para respetar su decisión. Solo juzgo lo que veo y lo que oigo.  En otras palabras que a mí ni fú ni fá lo que haga cada uno con su vida personal.

La temporada está a punto de cerrar sus puertas. La guinda al pastel se pondrá esta semana en la Race to Dubai. No pueden estar todos, sólo los mejores, porque esto ha sido una carrera de fondo. Los golfistas han peleado y luchado durante todo el año para poder estar allí, pero no todos lo han conseguido. Ha habido grandes nombres que se han quedado sin poder viajar a Dubai.

Termina el Circuito Europeo con la megafiesta de Dubai. Siete millones y medio de dólares para repartirse entre sesenta jugadores. Casi el doble de lo que había en Valderrama, pero me da la sensación que para que Dubai llegue a lo que significó el torneo andaluz para el Circuito Europeo, jugadores, público y aficionados en general tendrán que pasar todavía muchos años, aunque los petrodólares quieran sustituir la magia del dinero por la calidad del prestigio y la tradición.

Siguen pasando los días del verano. Ya se nos ha ido el PGA Championship. Para mí, su final coincide con la mitad de mis vacaciones. La verdad es que no hubiera apostado antes de su comienzo por la victoria de Kymer. El alemán me parece un buen jugador pero no tan bueno como para ganar un Major. Pues nada, si que lo es.

Hace meses podía parecer un sueño y hoy se acerca más a la realidad. Falta el trámite de la Asamblea plenaria que el Comité Olímpico Internacional celebrará en Copenhague en Octubre y en la que deberá dar su aprobación definitiva.

No interpreten el término “damisela” en un tono irónico, puesto que no es otra persona que la que escribe esta crónica, aunque me cueste trabajo hacerlo en primera persona.

No sé que tema elegir, si buenas o malas noticias. Después de este fin de semana de locos a uno se le queda el cuerpo como si acabara de llegar de un viaje de nueve horas en avión, con Jet-lag incluido. El viernes, de madrugada, Woods ya no podía más y decidía dejar de competir por tiempo indefinido, así lo decía en un nuevo comunicado en su página web. Algo que todo el mundo temía y que se esperaba en cualquier momento, pero que también costaba creer que finalmente pudiera suceder.

“Imposible no hay nada”, es slogan de marca -patrocinadora de Tiger Woods para más señas- y no parece faltarle razón a la máxima. Tiger anuncia que deja el Golf…de momento. Tiger es por derecho propio el mejor golfista del mundo y acabará por ser el mejor de todos los tiempos en cuanto pase la tormenta que le ha llevado a tomar la decisión más dolorosa y posiblemente más importante de su vida.

En apenas unos días, y tras el periplo africano del Tour Europeo que se ha saldado con una victoria española -la de Pablo Martín Benavides-, el golf del Viejo Continente tendrá su primera piedra de toque en los Emiratos Árabes Unidos, más concretamente en Abu Dhabi donde por primera vez en 2010 algunos de los más importantes jugadores europeos comienzan la temporada.

Tiger Woods ha ganado por séptima vez el Bridgestone Invitational y con él ha alcanzado su victoria número 70 en la PGA, unos números que confirman su “eternidad”.
 

La noticia del fin de semana en el mundo del golf ha sido sin duda ninguna la victoria de Miguel Ángel Jiménez en Dubái. Un triunfo incontestable conseguido de poder a poder ante el ganador de la Orden de Mérito, el inglés Lee Weswood.

Esta semana el golf tiene una de sus grandes citas a nivel mundial: el CA Championship en el Doral Golf Resort con, otra vez, los mejores jugadores del mundo que -a excepción de Tiger Woods que sigue desojando la margarita de su vuelta- lucharán por la victoria en Estados Unidos.

1,5078125