elperiodigolf.madridiario.es
    

Opinión

Acabamos de revivir en el Accenture lo importante y emocionante del golf en estado puro, hoyo a hoyo, golpe a golpe, uno arriba o abajo. En el Match Play la técnica juega un papel muy importante, pero no decisivo. La estrategia, la concentración, la táctica de “guerra de guerrillas” frente a tu adversario, llega a ser más importante que la precisión desde el tee de salida o el propio putt.

Ni la Ryder Cup, el tercer evento deportivo más importante, -tras los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol-  visto en más de 400 millones de hogares en todo el mundo en su última edición, pone de acuerdo a los defensores -ellos creen que son los únicos-  del medioambiente, la sostenibilidad y la naturaleza, con el deporte de los 18 hoyos.

Azahara Muñoz es una gran golfista, de eso no hay duda. Se dedica a lo que mejor sabe hacer y lo que más la llena, esto nos lo ha confesado en varias ocasiones.
La imagen que lamentablemente muchas personas todavía tienen del golf (“depredación del territorio”, “despilfarro de agua”, “ataque a la biodiversidad”, “monocultivo exclusivista”, etc.) ha sido siempre, y sigue siendo a día de hoy, uno de los grandes lastres de nuestro deporte. Al juicio de muchos es imposible que la combinación de golf y medio ambiente arroje resultados positivos, aunque afortunadamente no todos piensan así.

Gonzalo Fernández Castaño no ha comenzado el año de la mejor manera posible. Después de su travesía del desierto ha encontrado en Madrid su particular oasis donde retomará fuerzas para sacarse "la espinita de 2009", como él mismo dice.

Las cinco victorias de Álvaro Quirós han sido triunfos de peso. No ha ganado nada baladí y cada entorchado le ha servido para hacerse más grande, para incrementar su nombre y para alejarse de ese perfil de jugador pegador al que sólo le importa mandar su bola lo más lejos posible.

El inglés llena nuestras vidas, más aún en golf, deporte que como tantos otros inventaron, popularizaron y mundializaron los muy británicos. Entre todas las que los golfistas usamos, hay una frase compuesta de tres palabras Hole in one que está al alcance de muy pocos amateurs y profesionales.

Los sueños sueños son, y las realidades se perciben rápidamente. La Ryder 2018 que pretende Madrid va tomando cuerpo y en pocos meses muestra una fortaleza física envidiable.

De viejo roquero se calificó Miguel Ángel Jiménez una vez que terminó el Dubai Desert Clasic. “Todavía podemos ganar” han sido sus palabras después de tres hoyos de play off. Creo que todos los que lo hemos seguido hemos estado a punto de sufrir un infarto. Para ser justos hemos de decir que ha perdido Lee Westwod y Miguel ha sabido aprovecharse de eso.

Ahora que está tan de moda Sherlock Holmes, el apellido Watson no ha querido ser menos. Tom, para más señas, con 60 años, ha acudido a Dubai y ha terminado octavo. Todo un lujo para un Grande que volvía al Circuito Europeo tras hacernos soñar en el Open Británico.

Hace no demasiado tiempo comentábamos que el 2009 terminaba con muy buenas noticias para el golf español y ahora informamos que el 2010 no ha empezado nada bien para el golf americano.

Esta semana hemos vivido el último capítulo de la larga discusión entre el espíritu del golf y los materiales. Scott McCarron acusó a Phil Mickelson de utilizar un wedge de estrías cuadradas, una inmoralidad para muchos porque se han prohibido este año.

Todo el mundo ha estado esperando a ver como Tiger Woods empezaba su nueva temporada, la de 2011, en el circuito de la PGA. Después de dos años bastante malos, entre lesiones y divorcios, entre ataques de la prensa y su caída de juego, el ex número uno del mundo no ha tenido ni un minuto de tranquilidad. Ahora, en 2011, debe de empezar su buen año, aunque las cosas no hayan comenzado, seguro, como él habría querido.

De película se antoja el estreno de la II parte de “Tiger, el retorno del Rey”, que se estrenará en el en el Augusta National Golf Club en el estado de Georgia en breves semanas.

Ayer recibí un e-mail del equipo de Pizá Arquitectura de Golf en México, en el que me indicaban un artículo recientemente publicado por su estudio en una revista de golf de Argentina

Las miradas de medio mundo del golf están puestas en Oriente, un lugar místico donde nacen las mejores historias jamás contadas. Tras la disputa del torneo de Abu Dhabi, quedan por jugar las de Qatar y Dubai. Oriente ya fue el año pasado de grato recuerdo para los españoles y este año esperamos, sentados, que nos cuenten más historias maravillosas.

Al comienzo de mi afición por el deporte del golf tenía un trabajo que, de manera excepcional, me permitió viajar por medio mundo. Si la fiebre del golf siempre es alta, cuando te inicias puede llegar a ser, como todos sabemos, patológica.

Llega Fitur en su trigésima edición y no lo hace en el mejor momento. Sin embargo, soñar es gratis y además el turismo refuerza su categoría de escape. Este año reduce espacio pero en el caso del golf llega con renovadas y saneadas fuerzas, con menos peso del ladrillo.

No hay dudas de que St. Andrews, uno de los campos más antiguos del mundo, es la catedral del golf. No tenemos datos de cuándo se empezó a jugar al golf en los terrenos que hoy forman el Old Course, pero existe un documento escrito que es una licencia concedida en 1552. Dicho escrito permitía criar conejos en los links y jugar al golf entre otros pasatiempos. El campo cumple este año su 150 aniversario.

Colin Montgomerie ha ejercido de capítán europeo en el Royal Trophy y ha recuperado el trofeo que Europa perdió el año pasado. Monty ha dejado señales de que prepara a conciencia la Ryder Cup de octubre en Gales.

Ganar con 27 bajo par desde luego no es fácil y menos aún si la cita es la primera de la temporada. En el Africa Open, Louis Oosthuizen comenzaba, eso nadie lo duda, de la mejor manera posible, ganando y arrasando. Al final de los 72 hoyos acabó con 27 golpes bajo par y una última vuelta de seis abajo pero quizá deberíamos de preguntarnos la siguiente cuestión ¿Torneos así enganchan al aficionado o los aburre soberanamente?

Inicio de año y es época de buenas intenciones. ¿Es razonable pensar que bajar el hándicap es un deseo posible? Si echamos cuenta de los años precedentes y el tiempo que llevo anclado en el hándicap 24, las probabilidades de mejorar mi juego, son pequeñas, la verdad.

Empieza el año 2010 y la verdad es que empiezo a estar hasta el gorro de Tiger Woods, de Elin Nordegren, que parece dispuesta a sacarle a su marido todo lo que pueda, y de los comentarios de casi todo el mundo sobre cuándo será la fecha de la vuelta de Tiger a la competición.

2011 puede convertirse en un año clave para el golf español. En abril, cuando las frías temperaturas ya se hayan ido de nuestra piel de toro, los rectores de la PGA Europea decidirán qué sede es la elegida para albergar la Ryder Cup de 2018. Unos meses más tarde, en septiembre, será el Ladies European Tour el que seleccione que destino acogerá la Solheim Cup de 2015.

Paradojas de la vida. En el calendario chino 2010 es el año del Tigre, precisamente cuando Tiger Woods desaparece del mapa y deja vacío el trono del golf mundial. Se presenta un curso plagado de objetivos que habrá que afrontar con la fuerza de este gran felino.

¡Juega con nosotros! fue el eslogan de puesta en marcha de nuestro diario de Golf hace ya más de tres años. Recordarlo hoy viene a cuento de la que se ha liado con el lanzamiento de “Elperiodigolf Tour” hace apenas una semana y que demuestra a las claras que nuestra afición por este “deporte rey” de la desesperación en muchos casos, de la humildad en otros y de la satisfacción de cuando en vez tiene un gancho especial.

Este año que termina ha dado para mucho pero sobre todo pone fin a una década. Diez años desde que vimos cómo comenzaba un nuevo milenio. Los primeros diez años de golf para muchos, en este maravilloso proceso de aumento de licencias.

 

Tiger ha tenido suerte con ese choque fortuito. Por fin se ha liberado de la trampa que le tendió el diablo cuando, siendo todavía un niño, le prometió el mejor swing, el mejor putt, la mejor cabeza y la mayor inteligencia para jugar al golf de la historia. Seguramente, cuando lo firmó lo único que quería y lo único que sabía del mundo el joven Tiger era jugar a golf, con pasión, esfuerzo y condiciones naturales extraordinarias.

Creo que fue Bobby Jones quien dijo en una ocasión : “ La vida es como el Golf, hay que jugar la bola según la encuentres “ y eso es exactamente lo que vamos a tratar en este artículo.

Hace un año exactamente Pablo Martín Benavides empezaba la temporada de 2010 con su primera victoria profesional en el Tour Europeo. Fue en Leopard Creek, a finales de 2009. Entonces Pablo salía de un profundo letargo del que entonces se despertó. Le brindó la victoria a su padre, recién fallecido, y continuó su vida profesional de la mejor manera posible después de unos meses de muy malos resultados.

A nuestro admirado Tiger lo han pillado con el carrito del helao. Un accidente, su mujer con un hierro siete a las dos y media de la madrugada en la calle, hospital, alarma planetaria, al final no fue tanto, solo rasguños, alta médica, cambian las informaciones, que si su mujer no ha utilizado el palo para salvarle, sino para atizarle, salen amantes hasta debajo de las piedras y de todos los continentes, una de ellas también se había trabajado al mismísimo George Clooney (como estará la tía, me pregunto)…

Cuando creíamos que lo habíamos visto todo, nos hemos dado cuenta de la naturaleza nos vuelve a sorprender. Ahora que seguimos dando vueltas al cambio climático, descubrimos que los tigres, como los osos, también hibernan.

 

Desde que en la mañana de la última jornada de la Ryder Cup de 1997 en Valderrama el entonces Presidente de la Comisión Europea, Jacques Santer, diera la bienvenida al programa Committed to Green, los esfuerzos por mejorar la sostenibilidad de los campos de golf y por canalizar y organizar estos proyectos han evolucionado notablemente.

"Después de dos grandes decepciones, de habernos quedado sin Juegos Olímpicos y, ahora, sin Mundial de Fútbol, sólo nos queda la Ryder y eso merece un romance", asegura Basilio Rogado desde su balcón de romances de Golfinone.es. Una vez más, reproducimos en Elperiodigolf esta joya que no tiene desperdicio, como siempre, escrito con la afinada pluma del maestro Rogado.

Los hermanos Molinari han puesto en marcha en Gran Circo Mundial con la consecución de la Copa del Mundo de golf que se ha celebrado en China, y ha colocado a Italia en el centro del mundo. Pero el Campeonato Mundial tiene otras lecturas no tan positivas.

Como catalán y aficionado a este deporte, puedo sentir sana envidia de la movida golfística madrileña. No paro de leer, escuchar y ver todo lo que estáis haciendo por este deporte desde hace un par de años, que seguramente coincide con la candidatura de Madrid para la Ryder 2018 y la incorporación del golf a la categoría de olímpico.
No hace mucho tiempo en el mundo del golf lo que "molaba" era ser americano. Si eras estadounidense podías presumir de ser compatriota de Tiger Woods, Phil Mickelson, Kenny Perry, Jim Furyk y de algunos de los mejores jugadores del mundo. Sin embargo, en este 2010, la moda del golf es europea y si por soñar fuese, a casi todos nos gustaría ser europeos y entre otras cosas, poder estar en el equipo europeo de la Ryder Cup.
Ahora que la economía está como está, vale el símil microeconómico acuñado por los políticos y los economistas de turno para comparar el estado de un Tiger Woods que ha vivido, seguro, el peor año de su carrera profesional. Sin embargo, los brotes verdes tambien parece que han llegado para él, sobre todo despues de la última vuelta del Masters Australiano, donde firmó 66 golpes.

Philip Alfred Mickelson, “El Caballero de la amplia sonrisa” ha ganado el HSBC Champions y consigue su segundo torneo WGC (Campeonatos del Mundo) del año y suma su cuarta victoria de la temporada. Pero además ha vuelto a vencer en un mano a mano y en partido estelar al indiscutible número 1 del mundo en una cita relevante.

Circula por youtube un video con las últimas declaraciones de Chávez en su programa “Aló Presidente” en las que descalifica el golf y a quienes lo practican. La verdad es que impresiona por muchas razones y uno no sabe con que quedarse para escribir esta crónica. Merece la pena ver completito el programa para saber que no es un chiste.

Hacía dos años que no venía por Valderrama y, la verdad, es que lo echaba de menos. Todos los años del Volvo Masters, la Ryder Cup, la presencia de Woods en los torneos del WGC, la lluvia, los greenes rápidos como el hielo, el viento, la lluvia y la magia de cada uno de sus rincones engancha mucho.

Michelle Wie ha ganado su primer torneo en el Circuito Femenino Americano. Se trata de una luz al final del túnel de la crisis económica. Con este triunfo Wie aleja todos los fantasmas que le han perseguido, pero también significa el principio de una nueva era donde los patrocinadores se frontan las manos.

Después de toda una carrera profesional dedicada al mundo del golf, Txomin Hospital saboreó, por fin, las mieles del triunfo. En su victoria, lograda después de un Play-Off y toda una vida viajando por casi todos los campos del mundo, Txomin ganó en Sicilia, en el Senior Tour. Sabía que ese podía ser su día y para la ocasión se vistió, en homenaje a Seve, de azul y blanco, igual que el cántabro hizo cuando ganó su primer British Open, en 1979.

Las victorias de Ross Fisher en el Volvo Mundial Match Play, y de Ian Poulter en Singapur, han servido para ratificar lo que ya es un hecho, y es que el golf inglés ha vuelto.

Rory Mclroy tenía muchas opciones para hacerse con la Orden de Mérito de este año, tras pasar por Dubai, pero no ha podido ser. Partía como unos de los favoritos y de haberla conseguido habría sido el jugador más joven en hacerse con ella en los últimos 30 años, desde que en el año 76 lo hiciera Severiano Ballesteros con tan solo 19 añitos. El norirlandés tiene 20.

 

 

 

1,078125